Cómo usar adoquines para un piso

Escrito por aurora lajambre | Traducido por sebastian castro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar adoquines para un piso
Los adoquines pueden ser utilizados como un suelo elegante en interiores o para una cocina exterior. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Colocar adoquines como un piso de interior o de exterior ofrece durabilidad y un encanto rústico de ladrillos sin que sea costoso. Los adoquines son calados, de cemento vertido, de piedra o de cemento en una variedad de tamaños, incluyendo de 1/4 de pulgada a 1/2 pulgada de grosor (0,6 a 1,2 cm). El proceso de colocar adoquines delgados es similar a colocar azulejos. Una vez que el suelo esté asentado, requieren poco mantenimiento y pueden durar muchos años.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Barra para hacer palanca
  • Limpiador de suelo
  • Tabla de fibra de cemento o compuesto nivelador de cemento
  • Línea de tiza
  • Mezcla de cemento
  • Paleta dentada
  • Separadores de plástico
  • Sierra húmeda
  • Hoja de diamante
  • Sellador
  • Rodillo
  • Mezcla de masilla
  • Flotante para masilla

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Sección 1

  1. 1

    Haz palanca en el marco del suelo con una barra para levantar los clavos fuera de las paredes. Frota el suelo con limpiador y espera a que el agua se seque completamente.

  2. 2

    Asegura la tabla de fibra de cemento sobre el piso si la superficie no es de cemento. Utiliza tornillos galvanizados para sujetar las tablas de cemento al suelo. Acomoda las tablas de fibra para que queden firmes entre sí y encinta las uniones con cinta de fibra de vidrio.

  3. 3

    Esparce un compuesto para nivelar el cemento sobre la superficie si es cemento y rellena cualquier grieta o hueco. Utiliza una amoladora para suavizar los bordes o bultos hasta que la superficie quede completamente nivelada y plana.

  4. 4

    Encuentra el punto central del piso siguiendo la línea de tiza en el punto medio de cada pared. El punto en el que las líneas de tiza se cruzan te muestra a dónde debe ir el primer adoquín. Colocando los adoquines desde el centro del ambiente y continuando hacia afuera le darás una apariencia pareja al piso, incluso si el ambiente no es cuadrado.

  5. 5

    Sigue las indicaciones del fabricante para mezclar el cemento con agua en un balde. Comienza con una pequeña cantidad de cemento para que no empiece a endurecerse antes de utilizarlo todo.

  6. 6

    Utiliza una paleta dentada para esparcir sobre un punto de 2 a 3 pies (60 a 90 cm) de ancho en el centro del piso. Pasa la paleta sobre el cemento para generar grietas en la superficie.

  7. 7

    Presiona los adoquines en el cemento siguiendo el patrón escogido. Coloca los separadores de plástico entre cada adoquín para lograr líneas de masilla consistentes.

  8. 8

    Corta los adoquines de los bordes como sea necesario al llegar a los extremos del suelo. Traza una línea de corte con tiza en los adoquines que necesitas recortar y corta con una sierra húmeda con hoja de diamante. Coloca los adoquines cortados alrededor de los bordes del piso y espera a que el cemento se seque.

  9. 9

    Sella la superficie de adoquines con un sellador y un rodillo de pintura. Sellar los adoquines evita las manchas y el daño del agua.

  10. 10

    Mezcla masilla y aplícala en las uniones con un flotante. Limpia la masilla excedente mientras avanzas para evitar que se seque en los adoquines. Utiliza un trapo húmedo para limpiar los adoquines. Espera por lo menos un día para que la masilla se asiente antes de caminar sobre ella.

Consejos y advertencias

  • Protégete al cortar los adoquines utilizando anteojos de seguridad y una máscara.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles