Por qué la adrenalina acelera el ritmo cardíaco

Escrito por m. gideon hoyle | Traducido por florence e. smith
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Por qué la adrenalina acelera el ritmo cardíaco
La adrenalina activa cambios del cuerpo relacionados a tu respuesta de lucha o escape. (Pixland/Pixland/Getty Images)

La adrenalina, también llamada epinefrina, es una hormona secretada por tus glándulas adrenales, que se ubican sobre cada riñón. Cuando es liberada por estas glándulas, la adrenalina produce una variedad de efectos en tu cuerpo, incluyendo el aumento de tu ritmo cardíaco. Estos efectos son activados a través de interacciones con ciertos portales de la superficie de tus células llamados receptores adrenérgicos.

Otras personas están leyendo

Básicos

Cuando experimentas estrés emocional o te encuentras en una situación físicamente peligrosa, tu cuerpo se prepara para una reacción rápida disparando tu respuesta de lucha o escape. Esta respuesta comienza en una región de tu cerebro llamada el hipotálamo, que hace sonar la alarma, y activa un aumento en la producción de adrenalina en tus glándulas adrenales. Estas glándulas también aumentan la producción de otra hormona llamada cortisol. Mientras que el cortisol suprime la actividad que no es esencial, la adrenalina acelera tu ritmo cardíaco, aumenta tus suministros de energía y sube tu presión sanguínea.

Efectos de la adrenalina en el corazón

La adrenalina en tu torrente sanguíneo alcanza su efecto sobre el corazón estimulando los receptores adrenérgicos sobre las células por todo el tejido del corazón. Cuando están estimulados, los receptores pasan el mensaje de lucha o escape a un tipo específico de proteína llamada proteína G. Luego, las proteínas G estimulan otras sustancias dentro de tus células que activan un efecto en cascada de alerta. El resultado general de este proceso es un aumento en el ritmo cardíaco, así como también un aumento en la fuerza de la contracción cardíaca de cada individuo.

Producción excesiva de adrenalina

Bajo circunstancias normales, tu cuerpo limitará tu respuesta de lucha o escape a momentos de emergencia real y volverá a su función normal cuando sea apropiado. Sin embargo, si tu respuesta de lucha o escape se dispara repetidamente o se mantiene activa a largo plazo, el aumento de tus niveles de adrenalina y de cortisol en la sangre pueden interrumpir tus procesos funcionales por todo tu cuerpo. Además de fallos cardíacos, las potenciales consecuncias de esta interrupción incluyen obesidad, depresión, interrupción del sueño, empeoramiento de condiciones de la piel ya existentes, problemas de digestión y problemas de memoria.

Consideraciones

La adrenalina en el torrente sanguíneo también activa la relajación de las células de los músculos suaves en todo el cuerpo. Cuando experimentas mucho estrés físico y emocional, tu glándula adrenal produce dos hormonas más, llamadas dopamina y noradrenalina, además de la adrenalina y de cortisol. Junto con la adrenalina, la noradrenalina y la dopamina pertenecen a una clase de sustancias llamadas catecolaminas. Tu médico puede hacer exámenes de sangre u orina por la presencia excesiva de catecolaminas si tienes alta presión sanguínea o un tumor llamado feocromocitoma, conocido por aumentar de forma anormal los niveles de adrenalina y noradrenalina.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles