Cómo afecta la energía de disociación de enlace a los compuestos de carbono

Escrito por john brennan | Traducido por mariano salgueiro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo afecta la energía de disociación de enlace a los compuestos de carbono
La energía de disociación de enlace es una forma de comparar la fuerza de distintos enlaces. (Thinkstock/Comstock/Getty Images)

La energía de disociación de enlace es la cantidad de energía necesaria para romper un enlace. Suele medirse en kilocalorías por mol (kcal/mol) o en kilojules por mol (kJ/mol), es decir, la cantidad de energía que necesitarías para romper el enlace mol o en 6,022 x 10^23 moléculas. La energía de disociación de enlace es importante porque es una medida de la fuerza del enlace, esto es, qué tan estrechamente unidos están dos átomos.

Otras personas están leyendo

Fuerza de enlace

Por definición, cuanto más grande sea la energía de disociación de enlace, más fuerte es el enlace. Un enlace débil necesita mucha menos energía para romperse que uno débil. La energía de disociación de enlace promedio para un enlace de carbono-iodo, por ejemplo, es de 51 kcal/mol, mientras que la energía de disociación de enlace promedio para un enlace de carbono-flúor es de 116 kcal/mol, lo cual implica que los enlaces de carbono-flúor son mucho más fuertes que los de carbono-iodo. Asimismo, los enlaces dobles son mucho más fuertes que los enlaces simples (aunque muchas reacciones involucran la ruptura de un solo enlace del doble enlace en vez de la ruptura de los dos).

Salvedades

Es extremadamente importante darse cuenta, sin embargo, de que estas cifras y otras semejantes son sólo promedios. Esto se debe a que la fuerza de un enlace varía dependiendo de qué más haya posicionado cerca del enlace en la molécula. Es posible que hayas escuchado, por ejemplo, que los fenoles son mucho más ácidos que los alcoholes, lo cual implica que el enlace O-H en un fenol es más fácil de romper que el enlace O-H de un alcohol. En consecuencia, siempre deberías tener en cuenta que las energías promedio de disociación de enlace sólo son promedios y deberías tratarlas como tales.

Reactancia

En definitiva, la fuerza de cada enlace determina la facilidad de su ruptura y si una reacción que involucra ese enlace será exotérmica (se libera calor) o endotérmica (se absorbe calor). Si los enlaces formados en una reacción son más fuertes (tienen energías de disociación de enlace más grandes) que los enlaces que se rompieron, la reacción es exotérmica y, por lo tanto, el producto es más estable o de menor energía que los reactivos. Si una reacción intercambió, por ejemplo, a un iodo unido a un carbono por un flúor unido a un carbono sin hacer otros cambios, puedes predecir que la reacción sería exotérmica, porque el enlace que sufrió la ruptura era más débil que el enlace formado.

Reacciones

Si sumas la energía de disociación de enlace de todos los enlaces que se rompieron en una reacción y le restas la energía de disociación de enlace de todos los enlaces formados, pueden obtener una estimación de la cantidad de energía calórica liberada (o absorbida) por la reacción. Si estás viendo la hidrogenación del 1-buteno, por ejemplo, tendrías que romper el enlace C=C π, un enlace H-H y formar dos enlaces C-H. Las energías de disociación de enlace promedio son de 63 kcal/mol, 104 kcal/mol y 99 kcal/mol, respectivamente, así que 63 + 104 - 2 x 99 = -31 kcal / mol, lo cual significa que la reacción es exotérmica. Como sucede, la cantidad de calor medido para la hidrogenación del 1-buteno es de -30,3 kcal/mol, así que, en este caso, la cifra que obtienes de las energías promedio de disociacón de enlace es, de hecho, una muy buena estimación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles