¿Cómo afecta tu entrenamiento la cerveza?

Escrito por maria hoven | Traducido por maría j. caballero
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo afecta tu entrenamiento la cerveza?
La cerveza contiene alcohol que puede tener efectos negativos en tu sesión de ejercicios musculares. (Digital Vision/Digital Vision/Getty Images)

La cerveza fría puede sonar tentadora después de un entrenamiento duro pero piensa dos veces antes de abrir la botella. El consumo de alcohol puede disminuir el crecimiento muscular y la recuperación y básicamente revierte los efectos que podrías haber recibido de tu entrenamiento. El alcohol también puede tener efectos negativos en los niveles hormonales y la fuerza muscular.

Otras personas están leyendo

Metabolismo de energía

El ejercicio aumenta el consumo de energía de las células musculares. Tus músculos obtienen energía de una molécula llamada trifosfato de adenosina, también conocida como ATP (por sus siglas en inglés). ATP se produce durante la respiración celular al recolectar la energía a partir de carbohidratos y grasas. Montclair State University señala que el alcohol puede alterar la capacidad de tus músculos para producir ATP, al afectar el equilibrio de agua en el tejido muscular. Sin los niveles adecuados de esta molécula, la capacidad de tus músculos para contraerse puede verse afectada. Por lo tanto, beber cerveza puede afectar tu entrenamiento al hacer que tu músculo se quede sin ATP.

Hormonas

El entrenamiento causará lesiones micro a tu tejido muscular y cuando estas lesiones son reparadas, se da el crecimiento muscular y el aumento de la fuerza. El crecimiento del músculo ocurre durante el reposo y el sueño e implica la hormona del crecimiento humano, HGH (por sus siglas en inglés). Montclair State University informa que el consumo de alcohol puede disminuir los niveles de secreción de HGH hasta en un 70 por ciento. El alcohol también estimula el hígado para producir una sustancia que es tóxica para la testosterona. Esta es otra hormona esencial para el crecimiento muscular y la recuperación.

Crecimiento muscular

El consumo de cerveza puede anular los beneficios fisiológicos que podrías haber recibido de tu entrenamiento, según Montclair State University. La construcción de tejido muscular, en respuesta al ejercicio, requiere que tus células sean capaces de sintetizar proteínas. Beber cerveza por períodos prolongados puede disminuir los niveles de síntesis de proteínas en las células musculares. Esto puede conducir a un crecimiento y reparación muscular disminuidos. A corto plazo, el consumo de alcohol puede tener efectos similares en tu crecimiento muscular.

Fuerza y ​​recuperación

Un estudio publicado en el "Diario de Ciencia y Medicina en el Deporte" en 2010 encontró que el consumo de cantidades moderadas de alcohol aumentó las pérdidas en la fuerza muscular dinámica y estática en comparación con beber jugo de naranja. Llegó a la conclusión de que debes evitar el consumo de bebidas que contienen alcohol si deseas reducir al mínimo tus pérdidas en la fuerza muscular y acelerar tu recuperación.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles