Cómo afecta el estrés y la depresión a tu hijo por nacer

Escrito por lauren farrelly | Traducido por antonella iannaccone
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo afecta el estrés y la depresión a tu hijo por nacer
La depresión y el estrés pueden afectar a tu bebé por nacer. (pregnancy image by AGphotographer from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

El estrés durante el embarazo

El estrés en la vida cotidiana es inevitable. Sin embargo, durante el embarazo la mujer debe hacer todo lo posible para reducir sus niveles. El estrés del trabajo o la vida en el hogar puede provocar que una mujer pierda el sueño, adquiera hábitos alimenticios poco saludables o no obtenga los nutrientes suficientes para ella y para el niño por nacer y aumente su frecuencia cardíaca y presión arterial.

Cuando aumenta la frecuencia cardíaca de la madre y la presión sanguínea, se puede causar estrés innecesario en el bebé, conduciendo a una afección perjudicial conocida como preeclampsia, que generalmente se desarrollará alrededor de la semana 20 del embarazo, con un aumento de peso repentino de la madre, hinchazón en manos y pies, dolores de cabeza severos y la presión arterial peligrosamente alta. La única "cura" es hacer reposo en cama y sacar al bebé de forma segura (por lo general después de las 36 semanas).

Además, una dieta deficiente y la falta de sueño o de descanso pueden provocar bajo peso al nacer, nacimiento prematuro y problemas de desarrollo.

Cómo afecta el estrés y la depresión a tu hijo por nacer
El estrés durante el embarazo puede provocar una carencia de sueño y hábitos alimenticios deficientes. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

La depresión durante el embarazo

Según la Asociación Norteamericana del Embarazo, el 10 a 20 por ciento de todas las mujeres experimentan algún nivel de depresión durante el embarazo, que es un trastorno anímico (igual a la depresión sin estar embarazada) e implica cambios en la química del cerebro. Los cambios hormonales durante el embarazo pueden empeorar la depresión y de hecho, incluso pueden ser una causa de la depresión en sí para una mujer embarazada.

Sin embargo, con demasiada frecuencia la depresión en mujeres embarazadas no es diagnosticada porque las mujeres, los seres queridos e incluso los médicos culpan a estos sentimientos similares a la depresión de los cambios hormonales. Estos sentimientos de tristeza constante, dificultad para concentrarse en las tareas, sentimientos de desesperanza o inutilidad, así como pensamientos de muerte o suicidio deberían tomarse muy en serio.

Recuerda que un niño en el vientre sentirá los mismos sentimientos que tú sientes; tanto emocional como físicamente. La depresión no tratada puede conducir a la madre a tener una mala nutrición, así como también a ser descuidada con sus acciones (beber, fumar y otras actividades peligrosas o la falta de descanso adecuado) que pueden conducir a bajo peso al nacer, nacimiento prematuro y problemas de desarrollo en tu niño.

Efectos a largo plazo y formas de reducir el estrés y la depresión

La depresión y el estrés durante el embarazo pueden provocar a largo plazo problemas de desarrollo, especialmente de la visión, audición y problemas de aprendizaje. En estudios recientes, uno en particular, en la Universidad del Estado de Ohio, el estrés prenatal se vincula con el autismo en los mismos niños, que se diagnostica generalmente a los 3 años y tiene muchos diferentes niveles de severidad que van desde ser antisocial y no responder a ser funcional, pero con dificultades de aprendizaje leves y problemas de atención.

Durante el embarazo, las madres pueden reducir su riesgo de desarrollar depresión y reducir su estrés haciendo ejercicio regularmente, comiendo una dieta equilibrada y descansando con regularidad. Incluso durante un día agotador, largo en el trabajo, una madre todavía puede tomar 10 minutos más o menos cada dos horas para sentarse, descansar y relajarse. Si una madre puede intentar tomar siestas regulares o simplemente simplemente acostarse una vez durante la mitad del día por unos 30 minutos, puede reducir grandemente los niveles de estrés y el riesgo de desarrollar depresión.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles