Pasatiempos

¿Cómo afecta la fotosíntesis la homeostasis en un organismo viviente?

Escrito por kimberly hawthorne | Traducido por florencia kushidonchi
¿Cómo afecta la fotosíntesis la homeostasis en un organismo viviente?

Los vegetales utilizan los cuatro factores de la fotosíntesis para mantener la homeostasis.

Jupiterimages/Photos.com/Getty Images

La fotosíntesis es el proceso por el cual vegetales y animales utilizan la luz solar para crear energía, tanto eléctrica como química, bajo la forma de nutrientes. Dado que el proceso genera oxígeno, la fotosíntesis es la base de la vida de casi todos los vegetales y animales. La homeostasis es el balance interno de los organismos vivientes y el modo en el que se ajustan ante la presencia de un cambio en el ambiente externo. La homeostasis en un organismo puede ser afectada por cuatro factores principales de la fotosíntesis.

Otras personas están leyendo

Luz

Los organismos vivientes, como las plantas, utilizan los colores rojo y azul dentro de espectro de luz visible, para activar la clorofila. Según dónde habite una planta, ésta realiza ajustes de acuerdo a la intensidad de luz disponible y a la cantidad de horas de luz por día. La forma en que la planta es capaz de ajustarse determina su habilidad para mantener la homeostasis. Por ejemplo, el árbol de plátano no puede sobrevivir en el frío norte porque no puede ajustarse lo suficiente para mantener la homeostasis.

Temperatura

Los seres humanos y las plantas sobreviven en un amplio rango de temperaturas. Cuando las temperaturas están por debajo o por encima del rango óptimo para un organismo particular, éste realiza cambios internos para compensar. Por ejemplo, las plantas se adaptan a las altas temperaturas desarrollando hojas más pequeñas de lo normal, más coloridas y con cutículas más delgadas de las que desarrollarían en un clima óptimo. Las plantas se adaptan a las bajas temperaturas creciendo cerca del suelo. Los seres humanos se adaptan a las bajas temperaturas al temblar para generar calor.

Nutrientes

Los nutrientes presentes en el aire, el dióxido de carbono y el oxígeno, son necesarios para la supervivencia de los organismos vivientes. El oxígeno permite que se lleve a cabo la respiración celular. La fotosíntesis requiere grandes cantidades de dióxido de carbono. La fotosíntesis también disminuye su velocidad en ausencia de la cantidad adecuada de oxígeno. La tierra y el agua también proporcionan nutrientes a los organismos. El agua en exceso reduce la cantidad de oxígeno disponible en el organismo, y si no puede adaptarse, se ahoga. Los nutrientes de la tierra inapropiados hacen que las plantas deban realizar ajustes internos para sobrevivir. Por lo general, la escasez de tierra causa la muerte de las plantas o la inhibición de su crecimiento.

Agua

Los organismos vivientes están compuestos principalmente por agua, y no pueden sobrevivir sin ella. El agua es, probablemente, la cuestión de más difícil adaptación, tanto si es demasiada como si es muy poca. La falta de agua hace que los organismos se vean afectados, provocando su marchitamiento o enfermedad. Algunas plantas, como los cactus, se han adaptado almacenando agua para utilizar cuando haya sequía. Las plantas utilizan en la fotosíntesis sólo el uno por ciento del agua que consumen. El resto vuelve al ambiente a través de un proceso llamado transpiración.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media