¿Cómo afecta el inventario al flujo de fondos?

Escrito por devra gartenstein | Traducido por mike tazenda
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo afecta el inventario al flujo de fondos?
Un nivel excesivo de inventarios puede enlentecer las operaciones de la compañía. (Michael Blann/Lifesize/Getty Images)

Al comenzar, algunos emprendedores cometen el error de comprar demasiado inventario para aprovechar los descuentos por volumen, o simplemente porque aún no se han ajustado al ritmo de cuánto tiempo lleva agotar los materiales y suministros en el negocio. Pero gastar demasiado dinero en inventarios puede afectar negativamente al flujo de caja, al menos en el corto plazo. Los emprendedores exitosos logran un equilibrio, comprando en la medida de lo necesario, sin asignar demasiado dinero a un inventario al que no se dará uso.

Otras personas están leyendo

Flujo de caja en el corto plazo

El flujo de caja es una expresión que describe la habilidad de la empresa de pagar sus gastos, incluyendo renta, salarios, materiales y suministros. El flujo de caja depende de contar con capital líquido, o dinero rápidamente disponible. Gastar mucho dinero en inventarios que tu negocio no usará por semanas o meses interfiere con el flujo de caja de corto plazo, al atar capital a productos que simplemente esperarán en tu almacén. Por ejemplo, si gastas US$2.000 en papel que te lleva un año utilizar, no tendrás ese dinero en el banco a la hora de pagar tu renta.

Flujo de caja en el largo plaza

En teoría, hacer una buena inversión en inventarios ayudará a tu flujo de caja porque estos gastos te ahorran dinero en el largo plazo. Además, si tienes una cantidad considerable de inventarios, en algún punto puedes eventualmente convertirlos en caja sin tener que comprar nada nuevo. Sin embargo este enfoque del flujo de fondos te niega la flexibilidad que es tan importante para la gestión diaria del dinero.

Inventario e impuestos

El inventario sin utilizar te cuesta dinero a la hora de pagar tus impuestos, usando más de tu dinero líquido. El Servicio Interno de Ingresos trata al inventario al igual que si fuera dinero en el banco hasta que lo usas, incluso aunque hayas gastado dinero para adquirirlo. Por ejemplo, si has gastado US$1.000 en inventarios y aún tienes un valor de US$800 en almacenes al final del año, debes restar tu inventario actual de la cantidad que gastaste a la hora de calcular tus gastos deducibles. Como resultado, a fines impositivos, sólo puedes deducir US$200 por los gastos de inventarios del año en curso.

Inventario y rechazos

Gastar demasiado en inventarios también interfiere con el flujo de caja al aumentar la probabilidad de rechazos. Si tu inventario es perecedero, comprar grandes cantidades aumenta la posibilidad de que parte de él se eche a perder antes de que puedas utilizarlo. Además, la empresa necesita cambiar con el tiempo, a medida que se introducen nuevos productos y los productos anteriores son eliminados de la producción. Tener demasiado inventario hace más probable que compres productos que luego no vas a utilizar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles