¿Cómo afecta la luz azul en la fotosíntesis de una planta?

Escrito por amy rodriguez | Traducido por juliana star
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo afecta la luz azul en la fotosíntesis de una planta?
Las plantas disfrutan de las luces roja y azul para tener un crecimiento óptimo. (Creatas Images/Creatas/Getty Images)

La fotosíntesis de las plantas proporciona el oxígeno necesario para la vida en la Tierra. Un componente clave para que los procesos de la fotosíntesis sean exitosos es la luz solar. Las diferentes longitudes de onda de la luz, o formas de onda lumínicas, de los rayos del sol producen los colores típicos observados en el arcoiris. Específicamente, la longitud de onda azul contenida en la luz solar es particularmente útil para los procesos de la fotosíntesis, contribuyendo al desarrollo general de la planta.

Otras personas están leyendo

Fotosíntesis

La fotosíntesis se lleva a cabo dentro de organelos especializados contenidos en las células de una planta, llamados cloroplastos. Las plantas convierten la luz solar, junto con el agua y el dióxido de carbono, en energía química que éstas usan para crecer y nutrirse. La luz solar está compuesta de fotones, o partículas de luz, que tienen longitudes de onda variables. Cada longitud de onda dentro del espectro de color es absorbida o reflejada por la planta, dependiendo del color individual.

Luz azul

La luz azul es absorbida por los cloroplastos de una planta ayudando al crecimiento de las hojas y al desarrollo vegetativo, a diferencia de la luz verde que se refleja hacia afuera de las hojas de las plantas. La longitud de onda de la luz azul en realidad ocasiona que una planta responda más rápidamente a la estimulación lumínica. La clorofila, o pigmento de absorción de luz, dentro del cloroplasto se alimenta y estimula. Como resultado más energía solar se convierte en energía química usable para el crecimiento.

Luz azul mezclada con luz roja

Una mezcla de luz azul y roja ocasiona la floración de las plantas. La luz roja posee más energía que la luz azul debido a los diferentes valores de longitudes de onda. Añadir luz roja a la luz azul crea un nivel de alta energía, estimulando a la planta para reproducirse a través de la generación de un brote de flor. Ambos colores se absorben fácilmente mediante la clorofila de una planta.

Plantas en crecimiento

Muchos entusiastas de la jardinería disfrutan de cultivar plantas en interiores. Las plantas limpian el aire naturalmente removiendo el dióxido de carbono y suministrando oxígeno expulsándolo. Cultivar una planta mediante una semilla requiere una iluminación de calidad, específicamente luz que emita longitudes de onda azules y rojas. Las bombillas flourescentes, con luz blanca fría, tienen un alto nivel de longitudes de onda azules que permiten mejor el desarrollo de las plántulas en comparación con otras longitudes de onda. De hecho muchos fabricantes de luces crean luz especial para el crecimiento con salidas de longitudes de onda principalmente en azul y rojo, imitando los rayos solares. Como alternativa algunos jardineros utilizan bombillas incandescentes. Las luces incandescentes ofrecen una fuente de longitudes de onda rojas junto con naranjas. Sin embargo estas bombillas generan un calor excesivo, impactando en el crecimiento de una planta.

Plantas específicas

Lighting Laboratory reporta que plantas específicas responden en gran medida a la estimulación de la luz azul. Los rábanos, espinacas, lechuga y trigo mostraron un mayor crecimiento en comparación a otros tipos de plantas expuestos a la luz azul. En particular, la luz azul estimuló a los rábanos fomentando el movimiento de la energía química desde el crecimiento de las hojas hasta el desarrollo de los tubérculos del rábano, o raíces.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles