¿Cómo afecta el tabaco al cuerpo?

Escrito por contributing writer | Traducido por lucas huidobro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo afecta el tabaco al cuerpo?
Considerado inicialmente como un posible medicamento, el tabaco ha resultado ser, sobre todo a causa de la nicotina, un producto que modifica gravemente las respuestas del sistema nervioso del organismo. (muerte y tabaco image by caironbohemio from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

Efectos generales

El tabaco tiene una variedad de efectos en el cuerpo. El humo del cigarrillo contiene miles de químicos, de los cuales los más dañinos son la nicotina, alquitrán y monóxido de carbono. Cuando un fumador inhala el humo, estos químicos entran en el torrente sanguíneo y alcanzan al cerebro en menos de diez segundos. Toma solo entre 15 a 20 segundos para que la nicotina alcance cada parte del cuerpo de un fumador. A este paso, los efectos del tabaco se sienten casi inmediatamente.

Efectos sobre el corazón y la sangre

Luego de fumar un cigarrillo, el ritmo cardíaco del fumador aumentará entre 10 y 20 latidos por segundo. La presión sanguínea también aumentará entre 5 y 10 puntos. La nicotina y otros químicos en el humo contraen los vasos sanguíneos del cuerpo. La sangre y el oxígeno no pueden moverse tan fácilmente a través de vasos estrechos, aumentando el riesgo de enfermedades de corazón o de ataques. La mala circulación también puede hacer que los dedos y manos de un fumador se sientan frías.

Nicotina

La nicotina en el tabaco contribuye al endurecimiento de la aorta, una arteria que mueve la sangre del corazón a través de todo el cuerpo. Esta reducción en la elasticidad aumenta el riesgo de coágulos de sangre y también lleva a un riesgo de sufrir un accidente y ataque al corazón.

Función de los pulmones

El tabaco tiene un efecto drástico en la función de los pulmones. Ellos tienen una mucosa que atrapa las partículas tóxicas. Pequeñas estructuras que se asemejan a los cabellos llamados cilios se encuentran en la pared de los pulmones; los cilios se mueven hacia adelante y atrás para limpiar la mucosa y partículas tóxicas. El humo del tabaco paraliza a los cilios, lo que lleva a un incremento de la mucosa dentro de los pulmones de un fumador. Ya que los pulmones no funcionan como deberían y las toxinas no se limpian eficientemente, el fumador es más susceptible a sufrir enfermedades respiratorias como cáncer de pulmón y enfisema.

Alquitrán

El alquitrán que reúnen los pulmones también altera las células del ADN, dificultando su reparación y exponiendo al fumador a infecciones y enfermedades. Los fumadores generalmente desarrollan una tos persistente; debido a que los cilios en los pulmones no funcionan correctamente, la tos es la única manera que tienen para quitar agentes irritantes de sus pulmones.

Químicos del tabaco

Los químicos nicotina, monóxido de carbono y cianuro de hidrógeno afectan negativamente al sistema esquelético al debilitar los huesos. Esto puede llevar a la osteoporosis. Asimismo, puede alargarse la recuperación de un hueso roto o fracturado.

Monóxido de carbono

Una vez que el monóxido de carbono entra al torrente sanguíneo desde los pulmones, disminuye el flujo de oxígeno por el cuerpo. Esto puede hacer que un fumador se sienta cansado. La nicotina puede causar dolores de cabeza, mareos y dolor de estómago. El tabaco también mancha los dientes, causa mal aliento y disminuye la habilidad para oler y saborear.

Enfermedades del tabaco

El monóxido de carbono y la nicotina que se encuentran en el tabaco pueden causar cáncer de garganta, boca y esófago. Los que usan tabaco sin humo, como la goma de mascar o el tabaco en polvo, tienen más posibilidades de desarrollar enfermedades de la boca, como cáncer de boca y de encías.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles