¿Cómo afecta el verano la vida de las plantas y animales?

Escrito por tyler lacoma | Traducido por blas isaguirres
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo afecta el verano la vida de las plantas y animales?
Definición de verano. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Otras personas están leyendo

Definición de Verano

El "verano" es, naturalmente, un término flexible, cuando se habla de los ecosistemas, que pueden existir en una variedad de climas en donde los veranos pueden ser muy diferentes unos de otros. En algunos lugares el verano puede anunciar el comienzo de una temporada de lluvias, mientras que en otros puede iniciar un largo período seco y sin agua. Algunos veranos son muy largos y pueden durar medio año o más, y en otras áreas la temporada de verano es apenas perceptible. Sin embargo, si se tienen en cuenta las condiciones atmosféricas, propiedades del suelo y su ubicación general, el verano puede ser visto como un período de temperaturas más altas (al menos ligeramente) en cualquier lugar en el mundo.

Ambientes húmedos

Las temperaturas más altas significan, por supuesto, calor. El calor es a la vez la pesadilla y la bendición de la mayoría de los ecosistemas. El calor del verano suele ser necesario para que los animales y las plantas sobrevivan, pero la competencia sobre ella puede ser feroz. En los ecosistemas tropicales, por ejemplo, los árboles y las plantas se encuentran en una lucha continua para llegar a la mayor cantidad posible de luz solar, extendiendo hojas y frondas hacia la luz y desplazando a las plantas más pequeñas, que como quedan en la sombra, tienen pocas posibilidades de sobrevivir. Los animales también se ven muy afectados por el calor, especialmente los pequeños organismos como las bacterias o criaturas como los insectos. En ambientes húmedos, el calor del verano puede aumentar el crecimiento de bacterias y virus, creando una mayor posibilidad de propagación de la enfermedad, aunque el calor también aumenta la viabilidad de los huevos de insectos y aumenta la población de insectos, dando a los animales más pequeños más para comer y difundiendo más energía a lo largo de la cadena alimentaria.

Áreas secas

En las zonas secas, el calor del verano puede ser muy peligroso, y muchos animales buscan protección subterránea y se aventuran sobre todo en la noche. Las plantas del desierto a menudo sellan sus poros durante los meses más secos y utilizan sus reservas de agua e hidratos de carbono para sobrevivir, sintetizando más proteínas durante la noche cuando está más fresco. Por supuesto, algunos animales necesitan el calor para sobrevivir (las criaturas de sangre fría como los lagartos y las serpientes deben calentarse a sí mismos en los rayos del sol, y el verano puede ser la época más activa para estas criaturas escaladas, dándoles la oportunidad de moverse y encontrar compañeros).

Los animales en especial (aunque las plantas también pasan por este proceso) cambian sus patrones y comportamientos basados ​​en el ciclo de las estaciones. Los científicos creen que los organismos naturalmente sienten los cambios en los ciclos de luz del sol y cambian automáticamente su comportamiento en consecuencia. Muchos animales se crían para que den a luz en la primavera y cuiden a sus crías en el verano, cuando la comida es abundante y hay seguridad en números. En zonas muy frías, los animales esperan hasta el verano, cuando el hielo comienza a derretirse para emigrar, aparearse y buscar alimento. Las plantas pueden ser más exigentes con las condiciones ideales para cultivar flores o producir semillas, pero las estaciones del año, junto con las temperaturas y condiciones de humedad, también juegan un papel muy importante en el gobierno de sus ciclos.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles