Salud

¿Cómo afectan el alcohol y los cigarrillos a una cirugía?

Escrito por liisa sullivan | Traducido por javier enrique rojahelis busto
¿Cómo afectan el alcohol y los cigarrillos a una cirugía?

El cigarrillo y el alcohol pueden afectar tu recuperación si te sometes a una cirugía.

smoking image by Andrii IURLOV from Fotolia.com

Visión general

Si un paciente requiere una cirugía planificada, los médicos recomiendan que si él fuma y/o bebe se abstenga de estas actividades durante al menos tres a ocho semanas antes de la cirugía. Fumar y beber en exceso pueden causar complicaciones durante la cirugía y también puede contribuir a complicaciones post-quirúrgicas.

Complicaciones postoperatorias

Numerosos estudios se han hecho en relación a la cirugía y los efectos de las bebidas alcohólicas. Muchos han informado que la abstinencia del alcohol y el tabaco antes de la cirugía reduce la cantidad de complicaciones postoperatorias. El consumo excesivo de alcohol y el tabaquismo también pueden conducir a un mayor riesgo de infección y otras complicaciones. La razón de esto es que tanto el alcohol como el tabaco afectan negativamente a la función general de los órganos del cuerpo. Como resultado, después de la cirugía, los grandes bebedores y fumadores tienen una mayor probabilidad de infección de la herida y de complicaciones cardiopulmonares. Por ejemplo, los investigadores del Hospital Universitario de Bispebjerg en Copenhague, Dinamarca, estudiaron pacientes que tenían cirugía de reemplazo de cadera y rodilla, el correlativo tiempo de recuperación y el tabaquismo (ver en la sección "Recursos" de este artículo). La investigación reveló que los fumadores que dejaban de fumar o reducían su hábito eran mucho menos propensos a sufrir complicaciones (18 por ciento) que los que que no lo dejaron o redujeron (52 por ciento).

Lento proceso de sanación

Beber alcohol y fumar cigarrillos también puede obstaculizar el funcionamiento general del sistema inmunológico del cuerpo y puede provocar que la presión arterial aumente y que la sangre de los pacientes se vuelva menos densa. Si una persona está teniendo una cirugía, ella querrá asegurarse de que su sangre se coagule rápidamente para que pueda comenzar el proceso de recuperación tan pronto como sea posible. Lo mismo se cita en el estudio danés anterior, que reveló que cuatro semanas de interrupción de consumo de alcohol preoperatorio mejoraban significativamente las funciones de los órganos de los pacientes antes de la cirugía, lo que condujo a un proceso de curación más rápida.

Efecto negativo en el sueño

El consumo excesivo de tabaco y alcohol puede interrumpir un ciclo de sueño saludable. El sueño es muy importante para el cuerpo después de la cirugía. El sueño ayuda a que el cuerpo se cure y se vuelva a ajustar. Sin un ciclo regular de sueño, el cuerpo no se cura tan rápido ni tan eficazmente.

Intensificación de los efectos secundarios de la anestesia

Para los grandes bebedores o los alcohólicos, los efectos secundarios de la anestesia pueden ser más intensos. Un paciente debe avisar a su médico si bebe mucho, para que el médico pueda sugerir algunos medicamentos post-operatorios que le ayudarán a reducir los efectos secundarios. Por ejemplo, los bebedores ​​empedernidos pueden experimentar síntomas de abstinencia después de la cirugía, lo que puede producir insomnio, falta de apetito, sudoración, temblores, convulsiones y ataques.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media