Salud

¿Cómo afectan las drogas y el alcohol a las familias?

Escrito por lee morgan | Traducido por laura de alba
¿Cómo afectan las drogas y el alcohol a las familias?

El alcohol puede destruir familias.

Alcohol image by Sergey Yakovenko from Fotolia.com

De acuerdo con el Centro Betty Ford, un estudio nacional sobre el uso y abuso de drogas en 2004 mostró que 8,5 millones de estadounidenses de edades a partir de los 12 años eran adictos al alcohol y otros 5 millones eran adictos a otra droga. Esto es mucho más que la población actual de la ciudad de Nueva York, la ciudad más grande de la nación. Con tantas personas enfrentándose a las adicciones, imagina tres o cuatro veces todas esas personas que son afectadas por los adictos como miembros de la familia inmediata. Existen numerosas maneras en que el abuso de las drogas y el alcohol puede afectar a una familia.

Otras personas están leyendo

Violencia doméstica

Si vives en un hogar con una persona que es adicta a las drogas o el alcohol, tienes mayor probabilidad de experimentar incidentes de violencia doméstica y abuso infantil. De acuerdo con un estudio publicado por el Instituto Nacional sobre la Investigación del Abuso de Drogas, existe una correlación directa entre el abuso del alcohol y las drogas y la violencia doméstica. Una organización de conciencia sobre el abuso del alcohol sin fines lucrativos, Alcoholics Victorious, dice que las madres condenadas por abuso infantil son tres veces más propensas a ser alcohólicas y los padres tienen una probabilidad 10 veces más.

Impacto financiero

Las formas en que una familia se puede ver afecta financieramente por tener a un adicto a las drogas o el alcohol en casa son infinitas. Estas cosas pueden ir desde mantener al adicto que no puede mantener un trabajo hasta ayudar en los asuntos legales que surgen del abuso (por ejemplo, multas por conducir ebrio, cargos por ebriedad pública). Algunas veces cuando el adicto es el sostén primario en la casa, frecuentemente significa que no hay suficiente dinero para comprar la comida o prendas apropiadas para los niños o suficiente para pagar la renta porque el dinero se gasta en soportar el vicio. Incluso los padres que no tienen la custodia en las situaciones después de un divorcio tienen menor probabilidad de proveer el soporte adecuado a los hijos si son adictos.

Emociones intoxicantes

La vergüenza, la culpabilidad, la autocompasión y la ira están entre las emociones que los miembros de la familia sienten con un adicto. Estas emociones se llaman "emociones intoxicantes", porque hacen que las personas se sientan "intoxicadas" cambiando dramáticamente la forma en que se entrega a estas emociones, de acuerdo con First Step Services, un servicio de consejería sobre el abuso de drogas y alcohol. Las acciones de el adicto en la familia frecuentemente dan como resultado la pena y la vergüenza en la comunidad o entre los amigos. La culpa cubre a los miembros de la familia cuando tratan de mantenerse firmes contra el adicto y y lo observan sumirse más por ello. La autocompasión y la ira van frecuentemente de la mano mientras se piensa más y más en la relación con el adicto en la familia. Es común enojarse sobre la situación mientras los miembros de la familia se preguntan con incrementada frecuencia, "¿por qué nos pasa esto nosotros?".

Tensión excesiva

Todas las complicaciones involucradas en vivir con un adicto o un ser querido que está atrapado por el abuso del alcohol o las drogas provocan una tensión excesiva. Los miembros de la familia temen por la seguridad de su ser querido, preguntándose si estará vivo al siguiente día, y con miedo de la posibilidad de que se lastime, o a alguna otra persona, o que termine en prisión. La lista sigue y sigue, y cada faceta de la vida está encadenada con un "qué tal si" relacionado con las acciones del adicto.

Síndrome de familia afectada

First Step Services delimita un proceso de las familias pueden seguir cuando están tratando con un adicto, que es referido como síndrome de familia afectada. Durante el proceso, las familias consumidas por estas emociones intoxicantes pasan a través de cuatro etapas que conducen a la familia sobre un camino de destrucción igual que el adicto hasta que "tocan fondo". 1. La etapa de preocupación es simplemente la preocupación genuina de la familia sobre la persona. Regularmente no tienen idea de con qué van a luchar en este punto. 2. La etapa de defensa consiste en que la familia entra y sale de un tipo de negación y mentiras a los amigos, familia y empleadores para ayudar al adicto a mantener su vida juntos. Éstas acciones son llamadas "bloqueos", porque los familiares tienden a bloquear la realidad de la situación y comenzar a tolerar el comportamiento del adicto, por lo tanto comienzan a sentirse culpables por sus propias acciones. 3. La etapa de adaptación es cuando la familia intenta adaptar su propio comportamiento para ser capaz de coexistir con el adicto. Se pueden obsesionar con él o comenzar a utilizar drogas o alcohol ellos mismos. Es posible que intenten convertirse en "perfectos" a los ojos de la víctima en un intento de hacerlo feliz y cambiar su comportamiento. 4. La etapa de cansancio es cuando la familia toca fondo. Los miembros de la familia comienzan a defender sus emociones al igual que el adicto defiende el uso de la droga. Este sentido de autoestima desaparece como una falla y el miedo se sobrepone en sus vidas. Es en este punto en el que las familias deben elegir encontrar ayuda o ser destruidas.

.

.

.

.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media