¿Cómo puede afectar una garrapata a un niño pequeño?

Escrito por lindsay tadlock | Traducido por beatriz sánchez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo puede afectar una garrapata a un niño pequeño?
La mayoría de las picaduras de garrapata son inofensivas y no requieren atención médica. (toddler in the park image by cat from Fotolia.com)

A los niños les gusta jugar en zonas boscosas y cerca de mascotas. Aunque ésta es una actividad sana para tu niño pequeño, es importante mirar a tu hijo cuando entra para asegurarte de que no tenga una picadura de garrapata. La mayoría de las picaduras de garrapata son inofensivas y no requieren atención médica, aunque algunas garrapatas pueden transmitir bacterias a tu hijo que pueden dar como resultado complicaciones médicas si no se tratan correctamente.

Otras personas están leyendo

Garrapata

Parte de la familia arácnida, una garrapata se sujeta a la piel de un animal o persona y succiona su sangre. Puedes encontrar garrapatas casi en cualquier sitio, y hay muchos tipos. Las garrapatas de las que más se habla son las de los perros y los venados. La garrapata de los perros es grande y puedes encontrarla fácilmente, mientras que la del venado es tan pequeña como un punto de lápiz.

La fiebre de las Montañas Rocosas

La fiebre de las Montañas Rocosas es una infección por bacterias transmitida a la gente a través de las picaduras de garrapatas. La infección es habitual en la parte sudeste de los Estados Unidos y suele ocurrir entre abril y principios de septiembre, cuando las garrapatas están activas. La infección es rara, pero puede ser seria si no se trata correctamente. La garrapata de los perros transmite la bacteria Rickettsia rickettsii en el este de los Estados Unidos, y también lo hace la garrapata del bosque en los estados de las Montañas Rocosas. Esta bacteria provoca puntos rojos en las muñecas, tobillos, plantas del pie y palmas. Puede causar fiebre, vómitos, náuseas, constipado y dolor en los músculos. El tratamiento incluye antibióticos, y los niños pequeños se suelen recuperar sin complicaciones. La falta de tratamiento o el tratamiento tardío puede provocar problemas serios de salud que afectan al corazón, el cerebro y los pulmones.

Enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme se transmite principalmente a partir de las garrapatas del venado, y la causa la bacteria Borrelia burgdorferi. Según Kids Health, la enfermedad de Lyme suele ocurrir en el noroeste y partes altas del medio oeste. Una garrapata afectada por esta bacteria debe ser retirada de tu niño durante al menos 24 a 48 horas antes de que pueda transmitirle la bacteria. Los síntomas de la enfermedad de Lyme incluyen erupciones de ojo de buey, bultos rojos rodeados por una erupción en expansión. Tu niño también puede tener síntomas de resfriado incluyendo fatiga, fiebre, dolor de cabeza y dolor en los músculos y articulaciones. El diagnóstico temprano de la enfermedad de Lyme y su tratamiento con antibióticos puede evitar una enfermedad seria y complicaciones a largo plazo.

Tratamiento

Para quitar una garrapata unida a la piel de tu niño pequeño, debes usar unas pinzas de punta fina y coger la cabeza de la garrapata cerca de la piel. Tira firmemente de la garrapata hacia fuera de la piel sin girar o mover de lado a lado. Es una buena idea colocar la garrapata en un recipiente y guardarla para mostrársela a un médico si tu niño pequeño cae enfermo. Según Kids Health, no debes usar vaselina o algo caliente para quitar la garrapata. Después de quitarla, debes lavar tus manos y untar la picadura con jabón caliente y agua y limpiar la piel con alcohol.

Prevención

Para evitar que tu hijo coja una garrapata, debe llevar siempre camisetas de manga larga y pantalones largos cuando juegue en zonas boscosas. Después de jugar fuera, debes comprobar la piel y el cabello de tu niño, especialmente el cuero cabelludo, cuello, la zona bajo los brazos y detrás de las orejas. Usar un repelente contra insectos y evitar las zonas llenas de garrapatas también ayudará a tu niño a evitarlas.

Consideraciones

Si crees que una garrapata ha estado en tu hijo durante más de 24 horas, debes ponerte en contacto con un doctor. Ponte también en contacto con el doctor si parte de la garrapata sigue en la piel después de intentar quitarla, si la zona de la picadura parece infectada o si tu hijo tiene fiebre o síntomas de resfriado. Según MayoClinic.com, debes llamar al 911 si tu hijo tiene dolor de cabeza fuerte, parálisis, dificultades para respirar o dolor en el pecho, y palpitaciones.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles