¿Cómo pueden afectar los impuestos sobre un bien tanto al excedente del consumidor como al excedente del productor?

Escrito por john lister Google | Traducido por vittore notabene
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
¿Cómo pueden afectar los impuestos sobre un bien tanto al excedente del consumidor como al excedente del productor?
El excedente económico está compuesto de dos elementos: el excedente del consumidor y el excedente del productor. (Polka Dot Images/Polka Dot/Getty Images)

El excedente económico está compuesto de dos elementos: el excedente del consumidor, que es el dinero que un consumidor estaría dispuesto a gastar para comprar un bien por encima del precio actual, y el excedente del productor, que es el dinero que los productores están obteniendo al precio actual por encima de lo que estarían dispuestos a aceptar para continuar ofertando en el mercado. La imposición de impuestos distorsiona la interacción entre la oferta y la demanda, y tiene el efecto de reducir tanto el excedente del consumidor como el excedente del productor del bien.

Otras personas están leyendo

Excedente del consumidor

El excedente del consumidor es la diferencia del precio del mercado de un bien y la cantidad adicional que los consumidores estarían dispuestos a pagar por él. Éste se produce porque cada consumidor tiene su propio precio máximo que estaría dispuesto a pagar por un bien, pero el mercado agrega estas demandas, junto con la oferta, para producir un precio de mercado.

El excedente del consumidor se produce porque la demanda no suele ser perfectamente elástica: para la mayoría de los bienes hay un límite a la cantidad adicional o la menor cantidad que comprarían los consumidores, no importa cuánto cambien los precios. Por ejemplo, es poco probable que la gente deje de comprar pan aunque el precio suba, y es poco probable que compre mucho más pan si el precio disminuye.

En efecto, el excedente del consumidor puede ser visto como el uso o valor que los consumidores obtienen sin pagar por él.

Excedente del productor

El excedente del productor es el otro lado de la moneda. Éste representa la diferencia entre el precio de mercado y la cantidad más baja por la cual los productores estarían dispuestos a vender un bien.

Es posible, y en efecto normal, que haya excedentes del consumidor y excedente del productor para el mismo bien. Del mismo modo que cada consumidor tiene su propio precio máximo para un bien, cada productor establece su precio mínimo para dicho bien. En la mayoría de los casos, éste es igual o ligeramente superior a los costos de producción, pues no habría ningún beneficio por producir y vender por debajo de dicho precio. En efecto, el excedente del productor implica ganancia.

Efectos fiscales: demanda y oferta

Aplicar un impuesto sobre un bien distorsiona la relación entre la demanda y la oferta. Esto se debe a que, si el bien es gravado, la cantidad que pagan los consumidores sería mayor que la cantidad que los productores reciben. A partir de cualquier precio en particular, la cantidad que los consumidores están dispuestos a comprar es, por lo tanto, mayor que la cantidad que los productores están dispuestos a producir.

En la mayoría de los casos, el mecanismo del mercado mediará para resolver esta disparidad, por lo general en la forma de un aumento en el precio y una disminución de en la cantidad vendida. Con algunos impuestos, como los de los cigarrillos, el gobierno ve como algo provechoso aplicar estos gravámenes.

Efecto fiscal: excedente económico

Aplicar un impuesto elimina la parte excedente del consumidor y alguna parte del excedente del productor. Los consumidores se ven obligados a pagar más por el mismo bien debido a que el precio ha subido. Mientras tanto, los productores están perdiendo ganancia potencial, ya que sus ingresos no han aumentado tanto como la subida de precios podría sugerir.

Thayer Watkins, profesor de economía de Jose State University, entre otros, sugiere que el beneficio financiero directo que un gobierno obtiene de los ingresos fiscales es ligeramente inferior a la pérdida combinada del excedente económico, es decir, por lo tanto una pérdida para la economía en su conjunto. Los argumentos en contra defienden la posibilidad de que el gobierno sea capaz de lograr un mayor beneficio económico en virtud de la forma en que invierte los ingresos fiscales, y que algunos beneficios políticos o sociales pueden ser resultado de los efectos que el impuesto tiene sobre los hábitos de compra.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles