Cómo afilar las puntas de carburo de un torno

Escrito por christian mullen | Traducido por martín giovana
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo afilar las puntas de carburo de un torno
Las herramientas para torno frecuentemente tienen puntas de carburo para prevenir daños mientras se cortan materiales duros como el acero o el hierro. (Chad Baker/Digital Vision/Getty Images)

Las herramientas de un torno vienen en diferentes formas y tamaños. Hay bloques de herramientas con puntas de carburo que pueden ser afiladas a mano para conseguir el ángulo correcto y la forma para el trabajo a mano. Si usas un banco de esmeril simple y la rueda correcta, puedes personalizar la forma de la punta para asegurar que haya suficiente alivio para evitar cualquier arrastre al cortar con un torno manual. Con un poco de práctica y atención al detalle, puedes afilar tú mismo la punta de carburo de tu torno.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Coloca la rueda para afilar la punta de la herramienta del torno. Las herramientas de tornos con puntas de carburo son muy difíciles y requieren el uso de una rueda dura que es capaz de cortar carburo. Gira la rueda y presiona con cuidado la herramienta de recubrimiento contra la superficie de la misma. Verás algunas chispas, pero cuidadosamente mueve la herramienta a lo largo de la superficie de la rueda con el fin de crear una superficie limpia para afilar la herramienta de carburo.

  2. 2

    Ajusta el soporte de la herramienta a siete grados. Esto asegurará que el ángulo de inclinación se afile adecuadamente, permitiendo algo de alivio durante el corte. Siete grados es suficiente para asegurarte de que la punta corta correctamente y que el talón de la punta, que está en la parte inferior de la herramienta, no se arrastra a través del material. Esto elimina el golpeteo, que puede conducir a un mal acabado.

  3. 3

    Afila el primer lado de la herramienta, que estará en el lado izquierdo con la punta apuntando hacia tu cuerpo, en un ángulo de 10 grados. Este es el primer paso para crear el ángulo de corte. Sostén la herramienta a 10 grados y lentamente empuja hacia la rueda en movimiento. Verás chispas, pero sigue presionando hasta que veas que el área de trabajo esté entre 3/16 y 1/4 de pulgada (4 y 6 mm). La parte inferior de la herramienta se cortará primero debido al ángulo de siete grados del resto de la herramienta.

  4. 4

    Gira la herramienta y afila el otro lado para crear un ángulo que sea menor de 90 grados. Empujala contra la rueda y observa las chispas a través de todo el lado que estás afilando. Esto indicará que se está tocando toda la longitud de la superficie. Verifica la punta y asegúrate de que está a menos de 90 grados. Si tiene más, vuelve a afilar a lo largo de la misma superficie, pero gira la herramienta un poco a la derecha para disminuir el ángulo general.

  5. 5

    Afila la parte superior de la herramienta. No buscas que esta superficie sea perfectamente plana sino más alta en el extremo superior, por lo tanto afila la parte de arriba en un ángulo de 15 grados, hacia abajo desde la punta. Sostén la herramienta con la parte superior hacia la rueda y el talón hacia la derecha, hacia el interior en un ángulo de 15 grados respecto del resto de la herramienta. Empuja hacia adentro hacia la rueda, asegurándote de que la superficie superior entera toca las chispas de la rueda. Deja de afilar cuando la punta esté filosa en la parte superior y los costados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles