DESCUBRIR
×

Cómo afilar rasuradoras y revestimientos Wahl en casa

Actualizado 17 abril, 2017

Revitaliza ese viejo par de rasuradoras Wahl ocupando espacio en el estante de tu cuarto de baño con un afilado rápido. Muchas personas simplemente reemplazan sus rasuradoras o revestimientos Wahl después de que sus cuchillas se han deteriorado, pero con un afilado sencillo podrían haber funcionado mejor que como nuevas. Un par de rasuradoras pueden ser afiladas en menos de una hora sin necesidad de herramientas especiales y todo el proceso es bastante fácil de hacer.

Instrucciones

Mark Kolbe/Getty Images News/Getty Images
  1. Quita los tornillos de la cuchilla que la sostienen en su lugar al frente de tu rasuradora con un destornillador. Después de que los tornillos han sido quitados, utiliza un cepillo de dientes u otro dispositivo al igual que otros para limpiar todo el pelo, suciedad u otros residuos de la cuchilla. Los problemas de rendimiento de la cuchilla son a menudo debido a la falta de limpieza en lugar de ser afilada.

    Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
  2. Afila la cuchilla de tu Wahl o el revestimiento de las rasuradoras como si fuera un cuchillo con una piedra de afilar o un pedazo de cristal y papel de lija, si no tienes uno. Al utilizar el papel de lija y la técnica de cristal, primero agrega una pequeña cantidad de aceite sobre el papel de lija en la ubicación donde estarás afilando la rasuradora y dobla el papel de lija sobre la pieza de cristal para que el aceite esté en el borde. El aceite es utilizado para obtener un acabado fino, para un acabado más fino incluso usa aceite mineral.

    Brand X Pictures/Brand X Pictures/Getty Images
  3. Frota la cuchilla contra el borde del cristal cubierto de papel de lija (o piedra de afilar) utilizando una dirección estable solamente. Haz esto durante unos treinta segundos. Gira la cuchilla de la rasuradora y repite este mismo movimiento de nuevo durante treinta segundos en el otro lado de la cuchilla. Cuanta más presión apliques a la cuchilla al frotar, más afilada estará.

    Stockbyte/Stockbyte/Getty Images
  4. Enjuaga la cuchilla limpia con un paño al terminar de afilar. Si la cuchilla no está afilada, debes repetir el paso anterior. Sabrás que está lo suficientemente afilada cuando el borde esté brillante. Si contiene óxido después del afilado, límpiala con una bola de algodón empapada en alcohol. Continúa frotando la cuchilla de la rasuradora con la bola de algodón hasta que todo el óxido se haya removido. Esto puede ayudar también a agregar filo a tu Wahl o rasuradoras de revestimiento.

    Hemera Technologies/PhotoObjects.net/Getty Images

Necesitarás

  • Un destornillador
  • Aceite
  • Una piedra o cristal de afilar y papel de lija
  • Un trapo