Cómo afinar un violín con un afinador

Escrito por charlotte johnson | Traducido por monica del valle
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo afinar un violín con un afinador
El violín debe estar afinado antes de tocar. (Polka Dot RF/Polka Dot/Getty Images)

Aunque utilices la digitación adecuada y técnica correcta, un violín desafinado sonará extremadamente desagradable. Un violín tiene cinco cuerdas y se afina en quintas, lo que quiere decir que cada cuerda está cinco semitonos hacia arriba o hacia abajo en tono que la cuerda adyacente. Puedes afinar un violín fácil y rápidamente usando un afinador.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Afinador eléctrico

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Prende tu afinador. Los afinadores eléctricos tienen una especie de monitor que te muestra si el tono que estás tocando es el correcto. Algunos afinadores tienen letras que se encienden y corresponden a alguna nota. Estos afinadores tienen un rango de luces. La luz del centro indica que la nota está perfectamente afinada. Si la luz se dirige hacia la derecha, la nota está sostenida y necesita bajarse. Si la luz se dirige a la izquierda, la nota está bemol y necesita subirse. Algunos afinadores de adhieren directamente al instrumento. Estos afinadores muestran la nota que se está tocando en un monitor digital. Si la nota está sostenida, aparecen flechas a la derecha, si la nota está bemol, aparecen flechas a la izquierda de la letra.

  2. 2

    Jala la cuerda de Sol. Esta es la primer cuerda y la más gruesa. Observa si las luces de Sol aparecen en tu afinador. Si el monitor indica que la nota está bemol, sube el tono girando la clavija o el ajuste de precisión (usualmente girando hacia la derecha la cuerda y el tono se tensan). Si la nota está sostenida, gira el ajuste de precisión o la clavija al lado opuesto. Si tu afinador dice que estás sólo un poco fuera de tono, utiliza el ajuste de precisión que se encuentra en la base del violín; si estás fuera de tono por varios semitonos, utiliza las clavijas que se encuentran en la cabeza del violín.

  3. 3

    Jala la cuerda de Re. Esta es la segunda cuerda, localizada junto a la cuerda de Sol. Observa si aparecen las luces de Re en tu afinador. Gira tu ajuste de precisión o clavija para ajustar el tono como sea necesario hasta que esté afinada la cuerda de Re.

  4. 4

    Jala la cuerda de La. Esta es la tercera cuerda, localizada junto a la cuerda de Re. Observa si las luces de La aparecen en tu afinador. Gira tu ajuste de precisión o clavija para ajustar el tono como sea necesario hasta que esté afinada la cuerda de La.

  5. 5

    Jala la cuerda de Mi. Esta es la cuarta cuerda, localizada junto a la cuerda de La. La cuerda de Mi es la más delgada en el violín. Observa si las luces de Mi se prenden en tu afinador. Gira tu ajuste de precisión o clavija para ajustar el tono como sea necesario hasta que la cuerda de Mi esté afinada.

  6. 6

    Vuelve a probar todas las cuerdas para asegurarte de que no se han estirado y desafinado. Una vez que todas las cuerdas estén afinadas, estás listo para tocar.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles