Cómo aflojar la tierra compacta

Escrito por jack burton | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo aflojar la tierra compacta
Algunas tareas de jardinería se deben llevar a cabo con una fuerza bruta. (Photos.com/PhotoObjects.net/Getty Images)

La tierra compactada se presiona para formar una masa sólida con poco espacio de aire entre las partículas. Las plantas suelen pasar un momento duro para crecer en suelos compactados porque hay poca agua y oxígeno, y es difícil para las raíces presionar su camino a través del suelo. El suelo compactado suele carecer de los microorganismos que convierten el material en los productos químicos que alimentan a las plantas. Hay varias formas de aflojar el suelo compactado.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Una pala
  • Una horca de jardinería
  • Un motocultor
  • Abono
  • Estiércol
  • Cubierta de suelo

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Labra la tierra con un motocultor. Añade varias pulgadas de compost o estiércol a la parte superior del suelo antes de comenzar. Mueve el arado hacia adelante y hacia atrás hasta que el suelo quede con un grano suave y fino. El tamaño del motocultor determinará la profundidad a la que puedes aflojar el suelo. Al colocar un arado delante de ti y tirar hacia atrás te permite arar sin pisar el suelo recién flojo.

  2. 2

    Cava el suelo con una pala o una horca y mézclalo. Cava una zanja de 12 pulgadas (30 centímetros) de profundidad y aparta la tierra a un lado. Cava una zanja correspondiente junto a la primera de ellas y coloca la tierra de la segunda en la primera. Cava una tercera zanja y coloca la tierra en la segunda fosa. Continúa haciendo esto hasta llegar al final del suelo y luego coloca la tierra de la primera fosa en el espacio vacío de la última trinchera. Mezcla el abono o estiércol en el suelo mientras lo mueves de una fosa a la otra para ayudar a mantener la tierra suelta.

  3. 3

    Extiende capas de abono o de estiércol de seis a ocho pulgadas (15 a 20 centímetros) sobre el suelo en primavera y otoño y cúbrelo con varias capas de arpillera, lienzo, cartón u otro material permeable al agua. Deja las capas cubiertas completamente hasta que el abono o estiércol desaparezca en la tierra, que debe tardar de varias semanas a varios meses. El aumento de la actividad de los microorganismos permitirá que el material orgánico afloje considerablemente la tierra.

  4. 4

    Planta de alfalfa, trébol dulce, trébol rojo, altramuces, soja, alpiste de caña o bardana durante varios años. Estas plantas tienen una raíz profunda que harán su camino a través del suelo más compacto. Cuando las raíces mueran, dejan detrás material orgánico para que se alimente la microfauna y bolsas entre las partículas de suelo donde puedan residir el agua y el aire.

Consejos y advertencias

  • Antes de excavar o roturar, el suelo debe tener el nivel de humedad adecuado. Si está demasiado húmedo, se agrupará en trozos grandes que se secarán en masas sólidas. Si el suelo es demasiado seco, se desmoronará en un polvo fino que se compactará aún más. El suelo debe sentirse como una esponja húmeda cuando se trabaja.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles