Cómo afrontar el ser la otra mujer

Escrito por sarah snyder | Traducido por elizabeth garay ruiz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo afrontar el ser la otra mujer
Los romances extramaritales pueden provocar a la otra mujer un daño emocional.

Salir con un hombre casado puede ser una experiencia estimulante. Debido a que la otra mujer no viene con el equipaje de ser la esposa, él puede sentirse desinhibido sexualmente y darle un trato especial a la amante. Sin embargo, después de que pasa la novedad, los romances extramaritales pueden ser una experiencia emocionalmente dañina. En las vacaciones es peor y siempre existe la incertidumbre de cuándo el hombre abandonará a su esposa, lo que por lo general nunca ocurre. La llave para sanar de estas relaciones es que la amante sea fuerte y eventualmente corte las ataduras con el hombre casado.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Enfrenta la realidad. Estadísticamente es muy extraño que el hombre casado abandone a su esposa por la otra mujer. En esas raras ocasiones, la mayoría de las veces, el matrimonio con la amante termina, debido principalmente por factores de confianza. Estar en la relación sin ninguna esperanza de durar, de obtener grandes cosas de la relación o de lograr un matrimonio, es el primer paso para la otra mujer de ganar fuerza y finalmente recuperarse del daño emocional del romance.

  2. 2

    Desarrolla intereses ajenos. El camino para sanar empieza estando segura de que la otra mujer tiene intereses ajenos al hombre casado. Esto es efectivo de dos maneras: mientras que las otras actividades ayudan a distraer a la amante de la fijación con el hombre casado, también es una oportunidad para conocer hombre disponibles que puedan aportar una sana relación. Asegúrate de que el interés ajeno ayude a un estilo de vida saludable y no profundice en una relación extramarital.

  3. 3

    Inclínate o establece un sistema de apoyo. Es imperativo que el hombre casado no sea la única fuente de apoyo emocional para la otra mujer, porque los romances extramaritales terminan acabando. Toma grandes medidas para cultivar y nutrir relaciones saludables. La amante debe abrirse a tener citas con otros hombres. Si la familia es una influencia positiva en la vida de la otra mujer, debes tener cuidado en mantener esas relaciones. No hay que dejar alguna razón para depender del hombre casado.

  4. 4

    Considera la terapia. Una mujer que se relacione con un hombre casado puede tener problemas emocionales más profundos para llevarla a este tipo de comportamiento. El tiempo invertido con un psicólogo puede ayudar a conocer la raíz de porqué es la otra mujer. Además, el terapeuta puede aportar estrategias específicas de vida para afrontar los problemas que aquejan a la amante. Aún mejor, el terapeuta es una persona confiable fuera de la gran imagen a quien la amante puede confiarle. Finalmente, puede ser más fácil hablar con la terapeuta sobre los romances extramaritales, que hacerlo con los amigos o familiares.

  5. 5

    Considera cualquier estrategia de salida. Como miles de mujeres han aprendido a través de los años, es más dañino permanecer en un romance extramarital que estar soltero. La otra mujer debe practicar vivir la vida como una persona sin compromiso y cuando esté lista, la amante debe hacer un corte limpio con el hombre casado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles