Agotamiento súbito en la semana 38 del embarazo

Escrito por jamie wilson | Traducido por maria eugenia gonzalez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Agotamiento súbito en la semana 38 del embarazo
Lo mejor que puedes hacer para el agotamiento al final del embarazo es descansar. (Pixland/Pixland/Getty Images)

Durante el embarazo, muchas mujeres se quejan de fatiga. En los primeros meses se debe principalmente a las hormonas y los muchos cambios a los que se enfrenta tu cuerpo. Al final, las razones son a menudo más complicadas y algunas veces únicas para cada mujer. Documentando otros problemas y siguiendo algunos pasos para aliviarlos, puedes aumentar tu nivel de energía, permitiéndote sobrellevar mejor otras molestias del final del embarazo.

Otras personas están leyendo

Síntomas típicos

En el noveno mes de embarazo puedes sentirte súbitamente agotada todo el tiempo. Subir y bajar escaleras y hacer otras cosas físicamente más demandantes hacen que te falte el aire. Puedes dejar de dormir durante toda la noche, lo que hacen necesarias las siestas cortas durante el día. Además, puedes sentir mucha más presión de la habitual en tu pelvis, lo que hace que la espalda y la parte superior delos músculos las piernas te duelan y se sientan cansados.

Causas de agotamiento en el último mes de embarazo

La mala calidad de sueño es una de las principales causas de este agotamiento súbito; las mujeres en el último mes de embarazo respiran con más dificultad, no pueden ponerse cómodas, tienen calambres y contracciones, pueden tener problemas con el reflujo gástrico que empeoran en esta última etapa y pueden tener necesidad de orinar una o más veces durante la noche. Todos estos problemas contribuyen algunas veces a los trastornos severos del sueño, produciendo agotamiento durante el día.

Algunas enfermedades serias también pueden causar agotamiento en la última etapa del embarazo. Por ejemplo, los obstetras ordenan pruebas para comprobar si hay anemia al principio y al final del embarazo.

Remedios

A pesar de su agotamiento, una mujer que se acerca al final del embarazo debe estar tan activa como sea posible. La relajación de los ligamentos inducida por las hormonas hace que su cuerpo sea más propenso a los calambres, que pueden causar problemas durante el parto. Al mismo tiempo, es importante también descansar bien. Es el momento de tomarse la licencia por maternidad en el trabajo si es posible, y pedir ayuda a los demás. Es una buena medida cambiar los hábitos alimenticios para eliminar por completo la cafeína y otras cosas que puedan impedir el sueño.

Si la mujer no puede dormir bien debido a problemas respiratorios o reflujo gástrico, usar más almohadas y dormir sobre el lado izquierdo puede ayudar. Un médico puede recetar remedios para ambos problemas. Una forma de disminuir los calambres es tomar vitaminas prenatales y estar bien hidratada, pero como éstos se deben a complejos cambios hormonales, puede que no haya manera de prevenirlos.

Cuándo llamar al obstetra

Las mujeres embarazadas siempre deben informar a su obstetra, cuando se hacen los controles regulares, si se sienten muy cansadas, en especial si el agotamiento interfiere con sus rutinas diarias. El cansancio súbito y severo, cuando te acuestas bien y a la mañana siguiente te levantas sin fuerzas, puede ser señal de algo más grave, en especial si persiste. Si no puedes descansar y sentirte mejor, informa a tu médico. También infórmale de los síntomas de depresión aguda y pica, una enfermedad en la cual tienes ansias de comer sustancias no comestibles como arcilla o papel.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles