Cómo agrandar un anillo

Escrito por wilkie collins | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo agrandar un anillo
Los anillos pueden ser símbolos poderosos de amor y longevidad. (Michael Blann/Digital Vision/Getty Images)

Los anillos son regalos populares, a menudo dados como gestos románticos o como símbolos de amistad permanente. Sin embargo, algunos nunca se ajustan del todo bien, haciéndolos tanto dolorosos de llevar como difíciles de quitar. Los anillos que encajan perfectamente una vez pueden volverse también imposibles de poner debido al aumento de peso.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Set de medición de anillo
  • Eje de torno
  • Tornillo de banco
  • Lápiz de carpintero
  • Cinta medidora
  • Martillo de cuero sin curtir

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Elige el tamaño que quieres que tenga el anillo. Mide tu dedo usando componentes de un set de medición de anillos. Ésto te dará una lectura precisa de cómo de grande tendrá que ser el anillo para encajar en tu dedo.

  2. 2

    Coloca el anillo del set de medición que encajaba con el tamaño de tu dedo en el eje de torno de metal. Muévelo por el largo del eje hasta que no llegue más lejos. No lo fuerces demasiado o tu anillo terminará siendo muy grande. Haz una marca con un lápiz de carpintero en el punto en el que el anillo no pueda moverse más lejos.

  3. 3

    Posiciona el mango del eje de torno en un tornillo de banco. El mango debería estar en posición vertical, apuntando hacia el techo. Gira el mango del tornillo de banco hasta que el eje de torno esté bien ajustado. Puedes probar si está lo bastante ajustado golpeando el eje con un martillo o una llave. Si se queda en su posición, el tornillo de banco está suficientemente ajustado.

  4. 4

    Pon el anillo en su sitio. Posiciona el anillo demasiado pequeño sobre el eje de torno y bájalo despacio. Una vez que haya resistencia y que el anillo no vaya más lejos, déjalo ahí.

  5. 5

    Haz una marca con un lápiz de carpintero en el punto en el que haya parado el anillo.

  6. 6

    Agranda el anillo. Golpea alrededor de la circunferencia del anillo con una maza de cuero sin tratar, que tiene una cabeza de metal cubierta de cuero. Ésto suaviza el golpe cuando entra en contacto con metal, haciéndolo ideal para trabajar en joyería.

  7. 7

    Deja de golpear cuando hayas llegado a un cuarto del camino hacia la marca para el tamaño del anillo deseado. Usa cinta para medir entre las dos marcas de lápiz si no estás seguro.

  8. 8

    Gira el anillo. Sácalo del eje, gíralo del revés y ponlo de nuevo en su posición. Repite el proceso de golpear usado en el Paso 6.

  9. 9

    Gira de nuevo el anillo cuando llegues a la mitad, y una vez más cuando llegues a tres cuartos del camino, hacia tu tamaño preferido. Debido a que los ejes son golpeados, es importante cambiar el anillo regularmente para evitar que se deforme.

  10. 10

    Pruébate el anillo. Debería encajar mucho mejor que antes. Sin embargo, el proceso de golpear puede haber sido un poco desigual. Cualquier desigualdad puede ser remediada colocando de nuevo el anillo en el eje y dando golpes adicionales hasta que el anillo quede bien.

Consejos y advertencias

  • Usar un eje de torno hará que el trabajo sea significativamente más fácil. Un eje calibrado tiene los tamaños de anillos marcados en su longitud, de modo que sabrás con precisión a dónde apuntas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles