Cómo agregar miel al agua para cuidar las rosas frescas cortadas del rosal

Escrito por alicia bodine Google | Traducido por vanesa sedeño
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo agregar miel al agua para cuidar las rosas frescas cortadas del rosal
La miel sirve para que las rosas se mantengan frescas. (Comstock/Comstock/Getty Images)

Si cultivas tus propias rosas, podrás tener un ramo de flores frescas en la mesa de la cocina. Por supuesto que no puedes sustituir las rosas cada un par de días cuando mueren, porque de lo contrario no habrá ninguna flor en tu rosal. Afortunadamente, existen algunos trucos para que puedas mantener las rosas frescas en el florero durante algunas semanas. Sólo debes evitar que crezcan las bacterias en el agua del florero y alimentar las rosas con una fuente de azúcar, como la miel.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Florero
  • Detergente
  • Lejía
  • Maceta
  • Miel

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Limpia el florero con agua y detergente; enjuágalo y vierte 1/2 taza de lejía. Llena el resto del florero con agua y deja que los líquidos actúen de 15 a 20 minutos. Vuelve a enjuagarlo. Esta limpieza elimina las bacterias que haya en el florero. Este paso también es necesario aunque el florero sea nuevo.

  2. 2

    Hierve 1/4 de galón (1 litro) de agua. Retírala del fuego y vierte 1/8 de taza de miel, que se disolverá dentro del agua. La miel no sólo es un conservante, sino que sirve como fuente de azúcar para las rosas.

  3. 3

    Vierte el agua con miel dentro del florero y deja que los líquidos alcancen una temperatura ambiente. Luego agrega 1/2 cucharada de lejía para evitar que vuelvan a desarrollarse bacterias en el florero.

  4. 4

    Corta los tallos de las flores frescas debajo del agua corriente del grifo, con un corte a 45 grados. Coloca las rosas en el florero de inmediato para que se mantengan saludables y con vida durante algunas semanas.

Consejos y advertencias

  • Cambia el agua del florero cada tres días; y con cada recambio de agua, agrega más miel y lejía para que las rosas conserven un buen aspecto.
  • No uses agua proveniente de un sistema de purificación, ya que este tipo de agua contiene sales que pueden dañar a las rosas. Como alternativa, compra agua destilada en una tienda de productos alimenticios.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles