Cómo agregarle aceite de ricino al champú para engrosar el cabello

Escrito por genae valecia hinesman Google | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo agregarle aceite de ricino al champú para engrosar el cabello
(Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

El viejo adagio, "las apariencias engañan" queda demostrado con la humilde semilla de ricino. Este grano aparentemente modesto ha sido empleado desde la antigüedad para innumerables tratamientos de salud y belleza. La medicina holística reconoce entre sus muchos usos, la habilidad de engrosar el cabello y de detener (o revertir) la caída. El aceite de la semilla de ricino negra, de Jamaica, es considerado el mejor para este propósito. Además de dejar el cabello más grueso, se usa como un tratamiento para el cuero cabelludo con el fin de fomentar el crecimiento. Desafortunadamente, este aceite es muy espeso y tiene un olor muy fuerte. Aprende cómo diluirlo para hacer un champú con una mezcla personalizada.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un tazón grande
  • Una cuchara de madera
  • Tazas medidoras
  • Aceite de castor negro de Jamaica
  • Tu champú favorito
  • Un embudo
  • Una botella limpia y vacía de champú

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Añade 1/4 de taza de aceite de ricino a un tazón mezclador vacío. Dilúyelo agregando una cantidad igual de otro aceite, como el de jojoba, el de semillas de uva o de oliva. Para esta mezcla, adiciona 8 onzas (236 ml) de champú.

  2. 2

    Revuelve la mezcla con una cuchara de madera. El aceite de ricino es muy viscoso y requerirá que mezcles durante un minuto o dos para que se combine bien.

  3. 3

    Añade más aceite de ricino junto con el aceite que estás usando para diluirlo. Usa las mismas medidas, 1/4 de taza de cada uno. Nuevamente, agrega 8 onzas (236 ml) de champú y revuelve para combinar los ingredientes. Repite hasta que tengas la suficiente cantidad como para llenar la botella vacía que has escogido para almacenar tu mezcla.

  4. 4

    Abre la botella vacía y coloca un embudo en la abertura. Vierte cuidadosamente el contenido de la mezcla del champú en la boca del embudo para llenar la botella. Quítalo cuando hayas terminado y coloca la tapa.

  5. 5

    Agita la botella antes de cada uso para asegurarte de que los componentes permanecen en suspensión. Úsalo como harías con cualquier champú para disfrutar los beneficios nutritivos del aceite de ricino cada vez que te lavas el cabello. En cuatro a ocho semanas deberías notar que este se vuelve más grueso y luce más brillante. Las puntas florecidas aparecerán en forma menos frecuente y tu cabello será más fácil de peinar a medida que mejora su estado general.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles