El agua salada como enjuague después de la higiene bucal

Escrito por lisa parris | Traducido por adriana de marco
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
El agua salada como enjuague después de la higiene bucal
La limpieza dental es un procedimiento rutinario. (metais dentista image by ale_lobo from Fotolia.com)

La limpieza dental es un procedimiento rutinario por el que el sarro y la placa que se junta en los dientes con el tiempo se remueven mecánicamente. Es un componente importante de un programa de higiene oral sana que generalmente se hace dos veces por año. Aunque el proceso es indoloro, puede, a veces, provocar dolor en los maxilares y la inflamación de las encías, particularmente si hubo una limpieza de raíces o si algún diente debió ser reparado. En estas circunstancias, el agua salada puede darte un poco de alivio.

Otras personas están leyendo

La limpieza

Una vez cada 6 meses, deberías visitar a tu dentista para que te haga una limpieza profesional. Aunque tus dientes parezcan limpios, puede ser que se haya juntado placa en las superficies expuestas. En la oficina del dentista, se usan una variedad de instrumentos para arreglar, raspar y lustrar los dientes, con los que se remueven las manchas y que además te ayudan a prevenir las caries y las enfermedades de las encías.

El enjuague

Para hacer un enjuague de agua salada, simplemente mezcla una cucharadita de sal de mesa en una taza de agua tibia. Revuelve hasta que la sal esté completamente disuelta. Pon en tu boca alrededor de 1/4 de taza de la solución y suavemente haz buches por 30 segundos, asegurándote de forzar al agua sobre las superficies que están particularmente sensibles. Escupe el agua en la pileta. Repite el proceso hasta que hayas usado toda la solución.

Variaciones

Si al mismo tiempo quieres blanquear tus dientes, puedes agregar 1 cucharadita de bicarbonato de soda al enjuague. Los compuestos de bicarbonato no sólo blanquean tus dientes, sino también pueden ayudar a aliviar el dolor de la encía. También se pueden agregar antioxidantes como el romero y la salvia porque pueden neutralizar los radicales libres que dañan el tejido e inhiben la cicatrización.

Cómo trabaja

Luego del proceso de limpieza, los tejidos de la cavidad oral pueden inflamarse y doler debido al daño menor causado por el repetido contacto con los instrumentos dentales usados para remover el sarro. En respuesta al daño, el cuerpo responde con lo que se llama "respuesta inflamatoria", alterando la permeabilidad del tejido lesionado en un esfuerzo por proteger el área y mantener a los leucocitos peleando contra la infección en su lugar. Los resultados físicos externos son el enrojecimiento, el ablandamiento y la inflamación. La exposición a la sal toma el exceso de agua de los tejidos inflamados, reduciendo la incomodidad física en el proceso.

Advertencia

Si luego de 7 días todavía experimentas incomodidad o si tus síntomas no muestran una mejoría, contacta a tu odontólogo para hacer una nueva cita. Puede ser que tengas una infección que responda mejor a una prescripción médica.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles