Los aires acondicionados y los bebés

Escrito por meg campbell | Traducido por enrique pereira vivas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Los aires acondicionados y los bebés
Una habitación fresca, pero no demasiado fresca, puede ayudar a un bebé a dormir bien durante un clima caliente y húmedo. (Jupiterimages/Stockbyte/Getty Images)

Un aire acondicionado parece ser la manera perfecta para mantener al bebé fresco en climas cálidos y húmedos, especialmente para los padres con una buena noche de sueño en mente. ¿Un bebé tendrá frío en un espacio de aire acondicionado, teniendo en cuenta que los bebés tienden a enfriarse más rápido que los niños o los adultos? ¿Cuáles son los pros y los contras de mantener a un bebé cómodo con un aire acondicionado?

Otras personas están leyendo

Uso recomendado

Los pediatras consideran que las habitaciones con aire acondicionado son más seguras para los bebés para dormir que las habitaciones cálidas y húmedas que carecen de circulación. Sin embargo, los bebés se enfrían más rápido que todos los demás, de manera que el uso correcto del aire acondicionado es importante. El Dr. Alvin N. Eden, pediatra que escribe una columna en "Pediatrics for Parents", recomienda mantener el aire acondicionado entre 68 y 72 grados Fahrenheit (20 y 22,22 ºC). El aire no debe soplar directamente sobre el bebé; los bebés se enfrían con facilidad, pero no tienen mantas ni la capacidad de moverse fuera de la corriente de aire. Deborah Lin-Dyken, experta en trastornos del sueño pediátrico, recomienda vestir con a un bebé "cualquier ropa de dormir que le resulte cómoda, más una capa adicional", cuando la temperatura ambiente es de alrededor de 70 grados Fahrenheit (21,11 ºC).

Los aires acondicionados y los bebés
Los pediatras consideran que las habitaciones con aire acondicionado son más seguras para los bebés para dormir que las habitaciones cálidas y húmedas que carecen de circulación. (Maksym Kravtsov/iStock/Getty Images)

Alternativas

Los ventiladores y los deshumidificadores son buenas alternativas frente al aire acondicionado. Un estudio de 2008 publicado en la revista Archives of Pediatrics and Adolescent Medicine señala que el uso de un ventilador para hacer circular el aire en un entorno de dormir caliente "se asoció con una reducción del 72 por ciento en el riesgo de SIDS". Los deshumidificadores son otra manera de hacer que el ambiente esté más fresco y sin el uso de aire acondicionado, el simple acto de la eliminación de la humedad reduce el calor percibido, reduciendo por tanto la temperatura. Al igual que los aires acondicionados, los ventiladores no deben soplar directamente sobre los bebés. Los deshumidificadores pueden ser demasiado fuertes para la habitación de un niño, pero funcionarán igual de bien a las afueras de éste.

Los aires acondicionados y los bebés
Los ventiladores y los deshumidificadores son buenas alternativas frente al aire acondicionado. (Stuart Freeman/iStock/Getty Images)

Beneficios

El mayor beneficio del aire acondicionado es que éste enfría un espacio caliente, lo cual ha demostrado reducir el riesgo de SIDS de los bebés. Además, los bebés sudan cuando hace un calor húmedo y están en mayor riesgo de desarrollar un sarpullido por calor, que se caracteriza por pequeñas ampollas o protuberancias rojas en la piel como resultado de la obstrucción de las glándulas sudoríparas. La mejor manera de prevenir el sarpullido por calor es mantener a los bebés frescos a través del aire acondicionado (o ventiladores) y con una ropa de algodón ligero. El aire acondicionado es también un remedio para los bebés que ya sufren de esta condición.

Los aires acondicionados y los bebés
La mejor manera de prevenir el sarpullido por calor es mantener a los bebés enfriados a través del aire acondicionado (o ventiladores) y vestirlos con una ropa de algodón ligero. (artist-unlimited/iStock/Getty Images)

Desventajas

Los mayores inconvenientes del aire acondicionado son las potenciales corrientes de aire y las dificultades para encontrar el ajuste de la temperatura correcta. Dado que los bebés se enfrían rápidamente, los ajustes del aire acondicionado deben ser controlados, especialmente cuando el calor y la humedad fluctúan afuera. Configurar una temperatura más alta que la recomendada de 68 a 72 grados (20 y 22,22 ºC) puede ser mejor para algunos bebés; cuando no hay demasiada humedad, enfriar el aire con un ventilador podría ser una mejor opción.

Los aires acondicionados y los bebés
La configuración de una temperatura más alta que las recomendadas de 68 a 72 grados (20 y 22,22 ºC) podría ser mejor para algunos bebés. (Comstock Images/Stockbyte/Getty Images)

Aire acondicionado del vehículo

El aire acondicionado para enfriar un vehículo cálido es diferente a un aire acondicionado de la casa. Los componentes plásticos cálidos de un vehículo (es decir, el tablero de instrumentos) liberan benceno, un carcinógeno conocido. Si el benceno no se airea fuera del vehículo antes de encender el aire, el ventilador simplemente sopla alrededor del vehículo haciendo que los ocupantes lo inhalen. Los estudios demuestran que el benceno puede causar abortos involuntarios y defectos congénitos del feto; también es conocido por disminuir las células blancas de la sangre y causar anemia. La mejor manera de evitar este peligro es abriendo las ventanas del vehículo para permitir que el aire atrapado se escape y encender el aire acondicionado después.

Los aires acondicionados y los bebés
La mejor manera de evitar este peligro es abriendo las ventanas del vehículo para permitir que el aire atrapado se escape y encender el aire acondicionado después. (GeorgeDolgikh/iStock/Getty Images)

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles