Cómo ajustar el asiento de la bicicleta para evitar el entumecimiento de ingle

Escrito por erica leigh | Traducido por mariano salgueiro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ajustar el asiento de la bicicleta para evitar el entumecimiento de ingle
Esta montura curva y con delantera elevada puede causar o empeorar el entumecimiento de ingle. (selle de vélo image by FixEeckman from Fotolia.com)

El entumecimiento de ingle es un síntoma de neuropatía causada por el asiento de la bicicleta, una condición que casi siempre es reversible y temporal cuando se hacen los ajustes necesarios en la bicicleta. Otros síntomas incluyen adormecimiento o dolor en el área perineal, ubicada entre tus testículos o vagina y recto. De acuerdo al Dr. John M. Martines, director médico del "Coastal Sports and Wellness Medical Center", la neuropatía causada por el asiento de la bicicleta sucede cuando comprimes el nervio pudendo debido a que se aguanta demasiado peso en un asiento estrecho.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Un juego de llaves de apriete combinadas
  • Nivel
  • Soporte de bicicleta (opcional)
  • 3 pies de cuerda (91 cm)
  • Bolsa de plástico pequeña
  • 5 monedas
  • Rotulador indeleble

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Equilibra el nivel sobre la parte más plana del asiento. Afloja los pernos aferrados a las barandas que están debajo del asiento, usando las llaves adecuadas, y ajústalo cuanto sea necesario hasta que esté nivelado. Luego vuelve a ajustar los pernos.

  2. 2

    Busca a alguien que te ayude con los ajustes de altura y posicionamiento del asiento. Pon la bicicleta en un soporte o apóyala sobre una puerta. Súbete a la bicicleta, agarrándote a la puerta si necesitas mantener el equilibrio.

  3. 3

    Acomoda tus pies en los pedales de modo que estén a la misma altura. Haz que tu ayudante sostenga la cuerda atada a una bolsa de monedas en línea recta desde la protuberancia ósea debajo de tu rótula. Si la cuerda baja directamente y cruza el eje del pedal, el ajuste está bien hecho. Si no es así, afloja los pernos de la baranda del asiento y muévelo hacia delante o atrás, de acuerdo a lo que sea necesario.

  4. 4

    Ubica tus talones en los pedales y pedalea en reversa. Tu meta es poder tener, sin esfuerzo, tus piernas completamente extendidas en lo más bajo de la rotación del pedal. Si en este momento tu ayudante observa que tus rodillas siguen dobladas, necesitarás levantar el asiento. En cambio, si necesitas inclinarte a un lado para mantener tu talón en el pedal, tendrás que bajarlo.

  5. 5

    Libera el tubo del asiento o usa la llave adecuada para aflojar los pernos del mismo y ajustarlo hacia arriba o abajo, según lo que sea necesario. Cuando hallas encontrado la altura ideal para ti márcala con el rotulador, así después tendrás una referencia.

Consejos y advertencias

  • Jim Langley, ex editor técnico de la revista "Bicycling", aconseja ajustar el ángulo de la punta del asiento hasta 3 grados hacia arriba o hacia abajo, de acuerdo a lo que sientas cómodo. De todos modos, si sufres de entumecimiento de ingle, el Dr. Martinez dice que elevar la punta del asiento puede aumentar la presión en el nervio pudendo y empeorar tu condición, así que primero trata de inclinar el asiento levemente hacia abajo.
  • Prueba de ajustar la altura y el alcance del manubrio, si es que los ajustes del asiento no resuelven el entumecimiento.
  • El ya fallecido mecánico de bicicletas Sheldon Brown notó que cuando vuelves de andar en bicicleta después de un tiempo prolongado de no haber o haber andado poco, antes de una larga vuelta te sentarás pesadamente en el asiento mientras que tus piernas se cansan, lo cual puede causar dolor o adormecimiento. Aumenta lenta y progresivamente tus tiempos de paseo anticipadamente, si es que montas en bicicleta de acuerdo a la temporada.
  • Considera comprar un asiento más ancho. Los asientos anchos aguantan las tuberosidades isquiáticas (o huesos de sentar), reduciendo la presión en el área perineal y disminuyendo potencialmente el entumecimiento de la ingle.
  • Si ninguno de los ajustes mejoran el entumecimiento, consulta a tu fisioterapeuta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles