Cómo ajustar una puerta que se ha asentado

Escrito por michael logan | Traducido por natalia navarro
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ajustar una puerta que se ha asentado
Una puerta interior puede asentarse, lo que hará que no funcione correctamente. (Siri Stafford/Lifesize/Getty Images)

A medida que la casa se asienta, puedes empezar a notar problemas con las puertas. Pueden no cerrar correctamente, abrirse por su cuenta o no cerrar. El espacio entre la puerta y la jamba, el "descubierto", se vuelve poco uniforme. El problema reside en que las jambas laterales se mueven de forma desigual. Algunas veces puedes ajustar las bisagras un poco para arreglar la puerta, y otras las jambas necesitan ajuste. En casos severos. puedes tener que nivelar la casa, después de lo cual puedes lidiar con las puertas.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Destornillador Phillips (cabeza cruzada)
  • Martillo
  • Cartulina
  • Lápiz
  • Una tijera
  • Espátula
  • Barra plana
  • Sierra de reciprocidad
  • Nivel de 2 pies (60 cm)
  • Cuñas de cedro
  • Nivel de 4 pies (120 cm)
  • Clavos de acabado
  • Cinta medidora

Lista completaMinimizar

Instrucciones

    Ajuste de bisagra

  1. 1

    Determina en qué modo ajustar la puerta. El hueco entre la puerta y la jamba superior se ensancha a medida que se acerca a la jamba del lado del pestillo cuando la bisagra inferior necesita ajuste. El mismo espacio se estrecha en el lado del pestillo si la bisagra superior necesita ajuste.

  2. 2

    Coloca la punta del destornillador en la parte inferior de una horquilla de bisagra y empuja hacia arriba. Unos pocos golpes suaves con un martillo ayudarán si la horquilla se pega. Quita todas las horquillas y saca la puerta.

  3. 3

    Desatornilla las hojas de bisagra de la jamba de la puerta con el destornillador. Quita las hojas de la parte inferior y media para ajustar la puerta hacia arriba, y las superiores y las medias para ajustar la puerta hacia abajo. Rara vez es necesario ajustar tanto las hojas superior e inferior.

  4. 4

    Traza sobre la cartulina el perfil de la mortaja de la bisagra en la jamba de la puerta, usando el lápiz. Corta el perfil y coloca el recorte en la mortaja de la bisagra. La mortaja es el espacio cortado en la jamba en el que encaja la hoja de la bisagra. Haz tres cortes para ajustar la puerta: dos para arriba o abajo y uno para el centro.

  5. 5

    Coloca dos recortes en la mortaja superior o inferior y uno en la central. Perfora los agujeros de tornillo con el destornillador Phillips. Coloca las hojas de bisagra sobre los recortes y atorníllalas de nuevo en su sitio.

  6. 6

    Fija la puerta de nuevo en la abertura y encaja las hojas de bisagra juntas. Presiona las horquillas en su sitio en la parte superior de cada bisagra y comprueba la alineación de la puerta.

    Ajuste de jamba

  1. 1

    Quita las horquillas que sostienen las hojas de bisagra juntas y quita la puerta. Desliza la espátula por detrás de la carcasa de la puerta (la moldura de pared alrededor de la parte externa del marco de la puerta) y haz palanca suavemente para soltarla. Coloca una barra plana por detrás de la moldura y quítala por completo. Quita las molduras tanto de dentro como de fuera. Marca las localizaciones de la jamba lateral en la pared sobre la puerta. Marca la altura de la jamba superior en la pared, a ambos lados de la puerta.

  2. 2

    Corta los clavos que sostienen la jamba de la puerta a la pared de enmarcado con la sierra de reciprocidad colocada entre la jamba y las cuñas que separan las jambas de la pared de enmarcado. Mantén los bordes de las jambas a ras con la superficie de la pared durante todo el procedimiento.

  3. 3

    Coloca el nivel de dos pies (60 cm) contra la parte superior de la jamba y eleva la jamba del lado del pestillo o la del lado de la bisagra con cuñas hasta que la superior quede nivelada. Coloca el nivel de cuatro pies (120 cm) contra la jamba del lado de la bisagra, para verificar que sigue nivelada. Coloca cuñas entre la jamba del lado de la bisagra y la pared de enmarcado cerca de las bisagras, para ajustarla si es necesario.

  4. 4

    Coloca un clavo de acabado a través de la jamba y las cuñas en la pared de enmarcado cerca de cada bisagra, para asegurar la jamba del lado de la bisagra. Comprueba la jamba del lado del pestillo con el nivel de cuatro pies (120 cm) y ajusta con cuñas, si es necesario. Coloca un clavo de acabado a través de la jamba del lado del pestillo y dentro del marco, pero deja la cabeza expuesta para una posible extracción.

  5. 5

    Mide entre las esquinas diagonales de la jamba, desde arriba a la derecha hasta abajo a la izquierda, y de arriba a la izquierda hasta abajo a la derecha. Mide las piezas de la jamba, no la abertura. Si las medidas son las mismas, la abertura está cuadrada. Si no, haz ajustes a la jamba del lado del pestillo para cuadrar la abertura. Mide la distancia entre la jamba del lado del pestillo y la del lado de la bisagra, y la parte de arriba y la de abajo de la puerta. Mueve la parte inferior de la jamba del lado del pestillo dentro o fuera en concordancia, usando cuñas.

  6. 6

    Clava la jamba lateral del pestillo a la pared que enmarca con clavos de acabado una vez que estés satisfecho con la forma en que están las jambas a plomo, cómo están cuadradas y niveladas. Coloca la puerta de nuevo en la abertura en sus bisagras y comprueba la operación de la puerta. Haz cualquier ajuste ligero a las jambas usando cuñas con la puerta en su sitio. Vuelve a instalar la carcasa de la puerta con clavos de acabado y une la carcasa a las jambas y al marco de la pared. Las carcasas de puerta ayudan a mantener las jambas en la alineación adecuada.

Consejos y advertencias

  • Comprueba la colocación de la jamba de la puerta en las caras anchas internas y contra los bordes externos estrechos. Ambas medidas deben estar a plomo (verticalmente niveladas).
  • Quita los clavos de las carcasas de puerta tirando de ellos en el lado trasero de la carcasa con alicates, lo que evita dañar la carcasa.
  • Usa un nivel de al menos 4 pies (120 cm) de largo para las medidas verticales. Un nivel sólo mide a plomo o el nivelado a lo largo. Si es necesario, usa una regla larga entre el nivel y la jamba de la puerta, para extender el nivel y comprobar si está a plomo.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles