Cómo ajustar los valores de las pruebas de tiempo de protrombina con alimentos

Escrito por sara tomm Google | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo ajustar los valores de las pruebas de tiempo de protrombina con alimentos
Los vegetales de hoja verde son ricos en vitamina K. (Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images)

Los anticoagulantes, unos medicamentos que hacen que la sangre esté menos espesa, son prescritos para prevenir los problemas que pueden surgir a partir de la formación de coágulos sanguíneos. Según afirma la doctora Carman Brooks en su página web CardioDoc, los pacientes cardíacos, los que sufren hipertensión pulmonar y los que han sido sometidos a un reemplazo valvular son algunas de las personas que reciben terapia anticoagulante. El instituto Linus Pauling, de la Universidad Estatal de Oregón, informa que al obstaculizar la acción de los factores de coagulación de la vitamina K, los anticoagulantes bloquean la formación de coágulos sanguíneos. La prueba de tiempo de protrombina (también conocida como TP o tiempo de protrombina) se lleva a cabo para que el médico pueda calcular y controlar la dosis de tus anticoagulantes con el fin de protegerte de una hemorragia interna. Los alimentos que contienen vitamina K pueden afectar tus niveles de tiempo de protrombina.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

    Alimentos y niveles de tiempo de protrombina

  1. 1

    Informa a tu médico sobre todos los alimentos incluidos en tu dieta que sean ricos en vitamina K. Al aumentar su consumo, tu sangre se diluiría demasiado, aumentando así la posibilidad de padecer una hemorragia interna. Por el contrario, una disminución de la cantidad que comes habitualmente podría hacer que tu sangre se espesara y conduciría al desarrollo de coágulos. Si tus niveles de tiempo de protrombina requieren un ajuste, es posible que tu médico te sugiera hacer algunos cambios en la dieta, además de en la dosis de tu medicación. Ten presente que introducir esos cambios en la alimentación o intentar ajustar los niveles de tiempo de protrombina sin consultar previamente a tu médico podría tener graves e incluso fatales consecuencias.

  2. 2

    Sé constante en tu consumo de vegetales ricos en vitamina K. Si están en tu dieta habitualmente, continúa comiendo la misma cantidad y en los mismos intervalos, diariamente o varias veces a la semana. En su página web, la Clínica Cleveland asegura que los vegetales de hoja verde, como espinacas, col rizada, nabo o lechuga, son ricos en vitamina K. Otros tipos de verduras que contienen altos niveles de vitamina K son brócoli, col, coliflor, espárragos, guisantes congelados y soja. Cualquier cambio en tu patrón de alimentación al consumir estas verduras afectará la eficacia de tu medicación y tendrá un efecto negativo sobre los niveles de tiempo de protrombina.

  3. 3

    Ingiere alimentos como hígado o pescado en las mismas cantidades y con la misma regularidad que se recomienda para los vegetales, ya que también son ricos en vitamina K. Según la doctora Brooks, los cambios en los hábitos alimenticios cuando se trata de estos alimentos alteran los niveles de tiempo de protrombina.

  4. 4

    Antes de tomar alcohol, solicita información a tu médico sobre si es seguro hacerlo. Ten en cuenta que el alcohol puede potenciar el efecto de los anticoagulantes y provocar que tu sangre se diluya demasiado. El alcohol aumenta los niveles de tiempo de protrombina.

  5. 5

    Evita tomar productos a base de hierbas, como infusiones o suplementos, ya que pueden aumentar o disminuir los niveles de tiempo de protrombina. Son infusiones la manzanilla, el meliloto y el té verde, por ejemplo. Los suplementos herbales incluyen alfalfa, equinácea, fenogreco, ginkgo biloba y hierba de San Juan. El ajo, el jengibre y el perejil también se consideran suplementos a base de hierbas, pero la Clínica Cleveland afirma que resultan seguros si se usan en cantidades pequeñas.

Consejos y advertencias

  • Seguir una dieta equilibrada es vital para la salud. No hay necesidad de eliminar alimentos ricos en vitamina K; lo único que tienes que hacer es consumirlos de forma coherente.
  • La Clínica Cleveland te recomienda que consultes a tu médico antes de tomar cualquier suplemento que contenga vitamina A, E o C por encima del 100 por ciento de la cantidad diaria recomendada (CDR) por el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA). Evita el uso de aceite de pescado, aceite de ajo, jengibre y otros suplementos herbales.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles