Cómo alamacenar ostras de manera adecuada

Escrito por mallory ferland | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo alamacenar ostras de manera adecuada
Guardar las ostras. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

Siempre hay muchos sustos asociados con el almacenamiento correcto de las ostras y otros mariscos, principalmente porque a veces se comen crudas. Si tus ostras se recogieron correctamente de aguas aprobadas, todo por lo que debes preocuparte es de mantenerlas a bajas temperaturas y consumirlas más temprano que tarde. Las ostras vivas en la cáscara se almacenan de forma diferente que las recién desconchadas y debes tener cuidado en notar la diferencia para que puedas consumir la delicadeza sin temor a tener una intoxicación por mariscos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Almacena las ostras vivas y con cáscara. Las ostras vivas pueden almacenarse más tiempo que las ostras desconchadas, así que si tienes confianza y las herramientas adecuadas de desbullar, comprar ostras frescas con cáscara es la mejor forma de garantizar la frescura. Para mantener las ostras vivas, se deben almacenar para que puedan respirar. No las guardes nunca en recipientes herméticos.

    Alinea el lado plano de las ostras en una bandeja grande o para hornear y cubierta con un paño o toalla de papel húmeda. No las guarde en agua fría, ya que las ostras se mueren en agua dulce. Guárdelas en el refrigerador entre 36 y 40 grados Fahrenheit (2 y 4 grados centígrados). Si la temperatura es de 35 grados o inferior (1,5 grados centígrados), las ostras morirán. Si has recogido las ostras tú mismo, asegúrate de que guardarlas en el refrigerador dentro de una horas después de la recogida. (Recoge siempre las ostras de agua segura y aprobada. Verifique con las leyes locales y las advertencias antes de la cosecha de mariscos). Consume las ostras vivas dentro de 1 o 2 días para obtener mejores resultados, pero si las mantienes frías pueden durar hasta una semana. Desecha cualquier ostra que haya muerto durante el almacenamiento. Las ostras muertas están plagadas de bacterias peligrosas y nunca deben comerse, incluso si vas a cocerlas. Sabrás que una ostra está muerta si la golpeas en la cáscara (con un cuchillo o un objeto duro) y no hace nada. Una ostra viva se retrae y se cierra muy bien la cáscara. Si no se retracta, está muerta. Si la cáscara está cerrada antes de golpearla, es posible que la ostra esté aún muerto dentro. Sabrás si está muerta porque hará un sonido hueco muy distinto que se opone a los otros, estas son conocidos como "tronadoras" y se deben descartar.

  2. 2

    Almacena las ostras desconchadas. Para las ostras desconchadas, a diferencia de las vivas, el frío es mejor. Ajusta tu refrigerador entre 34 y 35 grados (1 y 1,6 grados centígrados) y almacena las ostras en un recipiente hermético o cuenco cubierto. Las ostras desconchadas permanecerán frescas a temperaturas bajas durante cuatro o cinco días. Si has comprado ostras desconchadas en un recipiente, mantenlo sólo hasta la fecha de caducidad impresa en el envase.

  3. 3

    Congela las ostras frescas. Congelar ostras desconchadas te permitirá guardarlas durante el mayor período de tiempo. Congela sólo ostras de alta calidad y nunca las ostras con cáscara o las ostras muertas. Para almacenar las ostras recién desconchadas, colócalas en un recipiente de almacenamiento hermético de calidad del congelador a 0 grados Fahrenheit (-17 grados centígrados) o menos para asegurar que las ostras no se degraden. Descongélalas en el refrigerador durante la noche y no a temperatura ambiente o en el fregadero.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles