Alarmas ultrasónicas de robo y cómo funcionan

Escrito por jacquelyn jeanty | Traducido por paulina illanes amenábar
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Alarmas ultrasónicas de robo y cómo funcionan
Las alarmas ultrasónicas son imperceptibles por el oído humano. (ear image by Connfetti from Fotolia.com)

Otras personas están leyendo

Identificación

Una alarma ultrasónica, también conocida como una alarma silenciosa, es un sistema que emite una sirena que es inaudible para el oído humano. Los bancos suelen utilizar este tipo de sistemas. En cuanto a seguridad del hogar, tener un equipo de respuesta rápida en el lugar como los del centro de llamadas del sistema es una parte esencial de esta configuración. Este dispositivo utiliza ondas de sonido que actúan como sensores de movimiento dentro de la casa. Las olas se proyectan en láseres que rebotan en las superficies de una habitación. Láseres detectores infrarrojos pasivos son los más comúnmente utilizados, capaces de detectar actividad, así como cambios de temperatura. Estos láseres se proyectan hacia el espacio de una habitación utilizando una lente de cobertura. Cómo se configura este objetivo determinará la forma en que los láseres se encuentran dispersos en toda la habitación. Al tratarse de sistemas muy sensibles, el posicionamiento y el ajuste es necesario para evitar las falsas alarmas causadas por la luz solar y la calefacción.

Función

Las alarmas de ultrasonido "parecen" silenciosas, porque sus ondas sonoras vibran más rápido y con una frecuencia más alta que la que el oído humano puede detectar. Otros animales, como los ratones, son capaces de escuchar sonidos a altas frecuencias, las ondas ultrasónicas son audibles para ellos. Estas ondas de sonido se componen de una serie de moléculas de aire que se han comprimido y expandido repetidamente. Viajan en vibraciones cíclicas llamadas frecuencias. Un índice de frecuencia se determina por el número de ciclos por unidad de tiempo. Estos ciclos se miden en "Hertz"; cada hertz es igual a un ciclo por segundo. El oído humano es capaz de detectar frecuencias entre 16 y 16.000 hertzios. Las ondas ultrasónicas o el sonido viaja a 16.000 hertzios y más. Como resultado, las ondas que viajan a tan altas frecuencias se pueden enfocar o dirigir hacia láseres rectos y estrechos. En un sistema de seguridad en el hogar, estos rayos actúan como alambres de tropiezo para un intruso, recogiendo los cambios de vibración causados por el movimiento o el calor del cuerpo dentro de un ambiente.

Consideraciones

El factor clave detrás de cualquier sistema de alarma es la rapidez con que llega la policía al lugar, pero esto se hace aún más importante cuando el sistema se activa por rayos ultrasónicos. Como no hay ruido a ser oído, la única indicación que un ladrón podría tener es un posible indicador parpadeante de luz, siempre y cuando esté dentro de su línea de visión. Esto significa, que el ladrón actuar sin ser detectado por los vecinos o personas que pasan frente a la casa. A menos que las autoridades lleguen rápidamente, hay una buena posibilidad de que el ladrón salga, asumiendo que trabaja con bastante rapidez. En el caso de una alarma audible, el ladrón y cualquiera que esté cerca puede oír, actuando como elemento disuasorio hasta que llega la policía. Un sistema de seguridad efectivo deberá incorporar dispositivos ultrasónicos y no ultrasónicos, donde una sirena sonora se apaga cada vez que un haz de ultrasonidos detecta actividad anormal en el medio ambiente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles