Salud

La albúmina y la inflamación

Escrito por m. gideon hoyle | Traducido por cp mérida
La albúmina y la inflamación

Si desarrollas una condición conocida como inflamación, puedes experimentar una disminución significativa en los niveles de albúmina de tu cuerpo.

blood image by Andrey Rakhmatullin from Fotolia.com

La albúmina es una proteína en la sangre que apoya tu salud todos los días en varios aspectos importantes. Si desarrollas una condición conocida como inflamación, puedes experimentar una disminución significativa en los niveles de albúmina de tu cuerpo. A su vez, esta disminución puede conducir a un trastorno de deficiencia de albúmina llamado hipoalbuminemia.

Fundamentos de albúmina

La albúmina se produce en el hígado y circula por el torrente sanguíneo. Te ayuda a reparar los tejidos y mantener el crecimiento, además de ayudar a tu cuerpo a transportar sustancias corporales, tales como los ácidos grasos, la bilirrubina, las proteínas, las hormonas tiroxina y cortisol, y ciertos medicamentos. La albúmina también ayuda a detener que el fluido contenido en la sangre se escape de sus vasos sanguíneos a los tejidos circundantes. En condiciones normales, los niveles sanguíneos de albúmina van desde 3,4 hasta 5,4 g/dL.

Fundamentos de inflamación

La inflamación es la respuesta del cuerpo a las lesiones físicas y la presencia invasora de cuerpos extraños tales como virus y bacterias. Se produce cuando el sistema inmune activa las células blancas de la sangre y ciertos productos químicos, y luego los envía al punto de invasión o lesión. Algunas personas desarrollan una inflamación aguda, que se desarrolla con relativa rapidez y permanece desde minutos a días, mientras tu sistema inmune hace tu trabajo. Otras personas desarrollan una inflamación crónica, que continúa a largo plazo y en algunos casos nunca se detiene. Este tipo de inflamación se ve reforzada por la liberación continua de los productos químicos de tu sistema inmune.

Efectos sobre la albúmina

La inflamación disminuye los niveles de albúmina al obligar al hígado a desviar parte de su producción de albúmina y hacer otras proteínas que son necesarias para su respuesta inmune. Puedes desarrollar niveles anormalmente bajos de albúmina si tienes una inflamación aguda o crónica. Fuentes potenciales agudas de albúmina baja incluyen infecciones en la vejiga y en las encías. Posibles fuentes crónicas incluyen lupus, enfermedad inflamatoria intestinal, enfermedad renal crónica y artritis. Los posibles síntomas de hipoalbuminemia incluyen hinchazón generalizada del cuerpo, hinchazón que aparece solamente en una parte de su cuerpo, calambres musculares o debilidad, falta de apetito y la acumulación de líquido en el abdomen llamada ascitis.

Diagnóstico y tratamiento

Tu médico puede detectar la inflamación aguda a través de signos externos y síntomas que incluyen fiebre, enrojecimiento de la piel, hinchazón de las articulaciones, dolores de cabeza, escalofríos, rigidez muscular y fatiga. La inflamación crónica se detecta típicamente con las pruebas de laboratorio, incluyendo pruebas de la presencia de una proteína específica, llamada proteína C reactiva, que aparece en mayores cantidades en las personas cuando la inflamación está presente. Tu médico puede revisar tus niveles de albúmina con un simple análisis de sangre. Si tienes hipoalbuminemia, tu médico normalmente intentará elevar tu albúmina para abordar la causa subyacente de la condición.

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media