Alergias del labrador

Escrito por julie powers | Traducido por mariana groning
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Alergias del labrador
Las alergias pueden afectar a los labradores en distintas formas. (labrador image by asb from Fotolia.com)

De acuerdo a "American Kennel Club", el labrador retriever ha sido el perro favorito de Estados Unidos de 1990 a 2009. Los labradores, como cualquier raza, pueden sufrir síntomas de alergia causadas por inhalar (atopia), digerir (comida) o tener contacto físico con alérgenos o antígenos. Casi todos los perros reaccionan a las alergias con síntomas relacionados con la piel, como rascarse, lamerse, frotarse la cabeza o morderse las patas.

Otras personas están leyendo

Definición de alergia

Tu labrador desarrolla una alergia cutánea cuando su sistema inmune reacciona a un alérgeno. Esta reacción ocasiona que su cuerpo produzca una proteína llamada "IgE" (Inmunoglobulina E). Cuando éstas proteínas se unen a las células del tejido localizadas en la piel, son liberados químicos irritantes (por ejemplo, la histamina). Estos químicos son los responsables de los síntomas de alergia de tu labrador. Los labradores y por supuesto otras razas (por ejemplo, bull terrier, schnauzer, pug, pastor alemán y beagle) son más propensos a tener alergias cutáneas ya que producen cantidades excesivas de IgE en comparación con otras razas.

Alergias del labrador
Cachorro de labrador. (labrador image by JEAN-MARC MEDINA from Fotolia.com)

Infecciones de oído

Además de los síntomas cutáneos de alergia, los labradores son una raza con predisposición a tener infecciones en los oídos, como resultado de una alergia. Estas infecciones son muy dolorosas y si no se tratan, pueden causar pérdida de la audición. Los signos comunes de una infección en el oído son: frotar la oreja contra los muebles o el piso, agitar la cabeza constantemente y hacer sonidos de lamento. Si el oído de tu labrador se ve rojo y despide un olor, es importante llevarlo a un veterinario de inmediato. Es mejor que tu no limpies la oreja de tu perro porque puedes empujar la infección hacia adentro del oído o dañar el tímpano. La mejor manera de evitar las infecciones de oído causadas por alergia, es evitar el alérgeno. Por ejemplo, si tu labrador es alérgico al polen, debes tratar de mantenerlo dentro de la casa al principio de la mañana y al principio de la tarde.

Alergias del labrador
Infecciones de oído en un labrador. (ear image by Alexandr Potapov from Fotolia.com)

Atopia

Las alergias por inhalación son la causa más común de alergias en el labrador. Tu labrador puede desarrollar alergias a sustancias como el polen de árbol, el polen de hierbas, el polen de pasto, los ácaros y el moho. Los siguientes son ejemplos de tratamientos que tu veterinario puede prescribir para tu labrador: antihistamínicos (por ejemplo, Benadryl), ácidos grasos omega-3, inyecciones de inmunoterapia para alergia, champú y acondicionador hipoalergénicos o dosis bajas de esteroides (por ejemplo, predisona).

Alergias del labrador
Labrador negro. (Labrador retriever image by crazy.nataly from Fotolia.com)

Alergias a las pulgas

Las alergias a las pulgas también son una causa común de las alergias cutáneas del labrador. Los perros en general no son alérgicos a la pulga en sí, sino a la saliva que entra en su cuerpo cuando una pulga los muerde. El mejor tratamiento es seguir un régimen estricto para controlar las pulgas. Los medicamentos populares incluyen el Frontline y el Advantage, en los que aplicas un ungüento tópico en la parte trasera del cuello de tu labrador una vez al mes.

Alergias del labrador
Labrador café. (labrador chocolat image by Daniel Picard from Fotolia.com)

Alergias a alimentos

Las alergias a alimentos son responsables del 10% de todas las alergias encontradas en todas las razas de perros. Los alimentos comunes que pueden causar reacciones alérgicas en tu labrador son la carne, el pollo, el pescado, la leche, el maíz y la soya. El mejor tratamiento es una dieta de descarte. Por 12 semanas, dale a tu perro comida hecha en casa con una proteína y un carbohidrato que nunca haya comido (por ejemplo, conejo y arroz). Cada semana, introduce un ingrediente y busca signos de reacción alérgica hasta que encuentres el alimento que le está causando alergia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles