Aleve: instrucciones de posología

Escrito por andy osborne | Traducido por mila guevarian
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Aleve: instrucciones de posología
Aleve es un fármaco con un potente efecto analgésico.

Aleve, cuyo principio activo es el naproxeno sódico, es un potente medicamento que a mediados de la década de 1990 recibió la aprobación de la FDA (Administración de Alimentos y medicamentos de Estados Unidos) para poder ser vendido sin receta médica. Prescrito en un principio para el dolor provocado por la artritis, hoy en día se comercializa como analgésico para el tratamiento de dolores de cabeza, de espalda y menstruales, rivalizando con medicamentos tales como Tylenol, Motrin o Advil, entre otros.

Si bien la administración de Aleve es un método seguro y efectivo para el control del dolor, las instrucciones de este fármaco deben ser seguidas cuidadosamente para evitar la aparición de efectos secundarios o posibles interacciones.

Otras personas están leyendo

Posología

Uno de los lemas populares de Aleve es "all day long, all day strong" (uno al día, para estar bien todo el día). Esto hace referencia a que el fármaco puede ser tomado una sola vez al comienzo del día y producir un efecto de alivio del dolor durante un tiempo que va de ocho a doce horas. No hay muchos medicamentos sin receta que puedan prometer lo mismo. Dada su potencia, este fármaco tiene unas indicaciones específicas para que la posología sea la adecuada.

La información que el fabricante ofrece sobre el producto indica que una persona adulta debe tomar un comprimido, pastilla o cápsula de gelatina cada ocho o cada doce horas para aliviar el dolor. Si éste es severo, se pueden tomar dos pastillas como dosis inicial y una más una vez transcurridas ocho o doce horas. No obstante, no se deben tomar más de tres comprimidos, pastillas o cápsulas de gelatina en un período de 24 horas.

La administración de Aleve

Según la página web del medicamento, debes tomarlo con un vaso lleno de agua. Si te provoca malestar estomacal, bebe leche o ingiere algún alimento después de tomarlo. Recuerda que Aleve no debe ser administrado junto con otros analgésicos, prescritos o no, sin la aprobación de un médico. De esa forma se evitan las interacciones y los efectos adversos no deseados que pueden aparecer cuando dos o más fármacos se combinan en el organismo. La página web de Aleve advierte a los adultos que no deben utilizar el medicamento durante más de diez días sin hablar con el médico. Ten en cuenta también que el uso de éste medicamento no es apropiado para niños de 12 años o menos, a no ser que el médico lo indique.

Advertencia

Si bien Aleve resulta muy efectivo cuando es utilizado para aliviar el dolor, hay ciertas cuestiones importantes que hay que tener en cuenta cuando se administra, sobre todo cuando se hace de forma regular. Según los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos, el empleo de Aleve o de naproxeno genérico plantea ciertos riesgos para la salud en ciertas personas. En una declaración general vertida en MedlinePlus, su página web, la NIH advierte que el riesgo de padecer enfermedades coronarias y accidentes cerebrovasculares es mayor en aquellas personas que siguen un tratamiento con naproxeno. Si tú o cualquier miembro de tu familia tiene un historial de enfermedad cardíaca, diabetes o accidente cerebrovascular, comunícaselo a tu médico. Si eres fumador, también debes advertírselo a tu médico antes de empezar a tomar Aleve, ya que se podrían agravar los riesgos mencionados.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles