Cómo usar alfalfa para la salud de las articulaciones

Escrito por ehow contributor | Traducido por antonella iannaccone
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo usar alfalfa para la salud de las articulaciones
Utiliza la alfalfa para la salud de las articulaciones.

Cuando se piensa en la alfalfa, tu mente probablemente piensa en cualquiera de los brotes crujientes que se agregan a las ensaladas o las plantas aromáticas que se utilizan para alimentar a los animales de granja. Esta planta aromática no es sólo alimento de origen animal, es una medicina natural, utilizada desde hace siglos para mejorar la nutrición y la facilidad de una serie de dolencias, incluyendo problemas en las articulaciones.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Hojas de alfalfa y flores (frescas y/o secas)

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Utiliza la alfalfa para la artritis, ya que tiene propiedades anti-inflamatorias naturales y es rica en saponinas que pueden ayudar a aliviar los síntomas de la artritis. Además, la alfalfa puede ayudar a equilibrar el pH de la sangre, una buena noticia para los enfermos de artritis, ya que el dolor en las articulaciones a menudo se desencadena por la acidez de la sangre.

  2. 2

    Incluye alfalfa en tu régimen de salud, incluso si no tienes artritis, como una manera de impulsar la salud de las articulaciones. La alfalfa es rica en vitaminas y minerales, como el magnesio y el calcio que trabajan para mantener los huesos y las articulaciones sanas y fuertes. La alfalfa también elimina los metales pesados ​​y otras toxinas en el cuerpo que pueden acumularse y causar dolor en las articulaciones y rigidez.

  3. 3

    Bebe té de la alfalfa, la mejor manera de obtener los beneficios para la salud. Para hacer té, hierve 2 cdas. de alfalfa deshidratada en agua y luego deja enfriar. Cuela las hojas y bebe el té durante todo el día, con edulcorantes con miel y/o limón si lo deseas. Se recomienda que bebas el té todos los días durante 2 o 3 semanas, y luego tomes una semana de descanso antes de comenzar de nuevo.

  4. 4

    Haz jugo de alfalfa si sucede que tienes acceso a la alfalfa fresca. Para hacer el jugo, necesitarás una manivela o jugo de bajas RPM, tales como los utilizados para el jugo de pasto de trigo. Pon suficientes hojas y flores frescas limpias en la licuadora para hacer 1 onza (28,41 cm³) de jugo fresco y beberlo al despertar y antes de acostarte. El jugo de alfalfa puede ser endulzado con miel o mezclado con zumos de frutas, tales como pera, manzana o jugo de naranja.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles