Cómo hacer unas alforjas

Escrito por caroline adams | Traducido por fernando rosas
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer unas alforjas
Las alforjas no serán exclusivas para mulas nunca más. (donkey image by Lovrencg from Fotolia.com)

Nuestras mascotas van a tantos lugares con nosotros que sería útil que ellos tuvieran alforjas deportivas para llevar sus golosinas, nuestro protector solar y una botella extra de agua para compartir. Las alforjas siempre se han asociado con los caballos y las mulas de carga, pero tu mejor amigo canino puede ser de gran ayuda y compartir una parte aún más grande de tu vida activa. Este proyecto utiliza riñoneras para crear alforjas para un perro mediano o grande, pero también podría ser utilizado para hacer alforjas para caballos o burros mediante el uso de paquetes proporcionales al tamaño del animal.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Cinta métrica
  • Lápiz
  • 2 yardas (1.80 m) de mezclilla u otra tela resistente
  • Tijeras
  • Hierro
  • Alfileres
  • Agujas
  • Hilo para trabajo pesado
  • 2 riñoneras

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Mide la circunferencia del animal con una cinta métrica y divídela por la mitad. La circunferencia del animal se mide justo debajo de la caja torácica. Anota la cifra.

  2. 2

    Pon tela sobre una superficie plana y márcala con un lápiz de acuerdo con la medición de la circunferencia tomada. Esta será la longitud de las alforjas. Mide el ancho de las riñoneras y añade 2 pulgadas (5 cm) de margen de costura. Esta será la anchura de las alforjas. Marca la tela de mezclilla y la tela cortada con tijeras.

  3. 3

    Dobla los bordes de cada lado a 1/4 de pulgada (6 mm). Presiónalos con una plancha. Dobla otro 1/4 de pulgada y mantenlo en su lugar con alfileres. Haz un dobladillo en cada lado con una puntada recta mediante una aguja y un hilo o una máquina de coser. Quita los alfileres al ruedo cuando el dobladillo esté cosido en cada uno de los cuatro lados.

  4. 4

    Cose las correas que se utilizarán para unir las riñoneras a las alforjas cortando dos tiras de tela de la longitud de la circunferencia, con un ancho de 5 pulgadas (12 cm). Dobla las tiras a la mitad a lo largo y haz una costura, ya sea con aguja e hilo resistente o con máquina de coser. Gira las correas con el lado derecho hacia fuera. Divide cada correa en dos pedazos y córtala de manera que haya cuatro bandas iguales.

  5. 5

    Coloca una correa a cada esquina de las alforjas cosiéndola en el lado interno de la tela. Cósela con una aguja e hilo resistente o con máquina de coser. Cose los extremos de las correas girando el extremo abierto dentro y cose puntadas pequeñas y ajustadas. Ata y corta el hilo. Cose los cuatro extremos de las correas.

  6. 6

    Retira las correas de las riñoneras con unas tijeras. Abre las riñoneras y ubícalas de modo que cuelguen por el frente hacia arriba y se asienten cómodamente en la parte posterior del animal. Fija el interior de las riñoneras con alfileres. Cose las riñoneras en su lugar a las alforjas de mezclilla con una aguja y un hilo de alta resistencia. Retira todos los alfileres.

  7. 7

    Coloca las alforjas en el lomo del animal a fin de medirlo para la correa del pecho. Mide desde el lado de las alforjas donde se añadirá la correa, a través del pecho hasta el otro lado de las alforjas en el otro punto de unión de la correa. Añade 2 pulgadas (5 cm) de margen de costura. Anota la medida.

  8. 8

    Mide y marca la tela de mezclilla para hacer una correa para el pecho de 5 pulgadas (12 cm) de ancho, con la longitud de la medida del pecho antes tomada. Corta la correa de pecho. Dobla la tela de lado a lado y haz una costura con hilo y aguja o máquina de coser. Voltea la tela hacia fuera.

  9. 9

    Añade la correa del pecho a cada lado de las alforjas. La correa del pecho debe descansar directamente sobre el pecho. Fija la correa en su lugar en el reverso de la tela de las alforjas con alfileres. Cose la correa en su lugar con una aguja e hilo resistente o con máquina de coser. Cose ambos lados de la correa para el pecho.

  10. 10

    Desliza las alforjas sobre la cabeza del animal y ata las correas en el pecho y el vientre del animal.

Consejos y advertencias

  • Para animales más grandes, sustituye las bolsas de cuerno por riñoneras. También puedes comprar mochilas simples de tipo escolar para caballos o burros.
  • Ten cuidado de no sobrecargar los paquetes tu animal. Equilibra la carga para que sea más fácil para el lomo del animal.
  • No sobreestimes la capacidad del animal para cargar, especialmente si nunca ha llevado nada. Comienza poco a poco. Observa la respiración del animal y la reacción a la tarea. Detente y retira el paquete si el animal se angustia.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles