Cómo hacer que alguien se recluya en un hospital psiquiátrico

Escrito por brenda scottsdale | Traducido por ehow contributor
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer que alguien se recluya en un hospital psiquiátrico
(Comstock Images/Comstock/Getty Images)

Hay dos tipos de reclusiones psiquiátricas: voluntarias e involuntarias. Durante una reclusión voluntaria, el paciente está de acuerdo en que tiene un problema de salud mental serio y da su consentimiento para que le realicen una evaluación en un hospital psiquiátrico. Sin embargo, muchas personas que sufren de estos problemas no se dan cuenta de que están enfermas y se debe considerar la reclusión en contra de su voluntad. Si bien las reglas difieren, en la mayoría de los estados, por lo menos tres profesionales de la salud mental -incluyendo un médico- deben acordar que el paciente constituye una amenaza para sí mismo o para los demás para llevar a cabo una reclusión involuntaria.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Instrucciones

  1. 1

    Convence al paciente de que debe ver a un médico para que lo evalúe. Esto puede hacerse en forma ambulatoria, pero también se realiza comúnmente después de los horarios de funcionamiento en una sala de emergencias. Si se te hace difícil razonar con él, usa el método menos restrictivo para lograr que vaya. Si cree que los marcianos están invadiendo al tierra, por ejemplo, pregúntale si te gustaría hablar con las autoridades para compartir lo que sabe. Luego, llévalo a ver al médico. No puedes forzarlo físicamente. Si el paciente amenaza con lastimarse o con dañar a otras personas, puedes llamar a la policía, quien lo transportará a una sala de emergencias para su evaluación.

  2. 2

    Cuéntale al médico que evalúa al paciente acerca de las amenazas específicas que ha realizado contra los demás. Para cumplir con los criterios de la reclusión involuntaria, las amenazas deben ser específicas respecto de una persona y con una intención. La frase "estoy tan furioso que podría matar a alguien" no cumple con el requisito específico respecto de la persona o la intención. La frase "Estoy tan furioso que podría matar a mi jefe" cumple con el requisito específico de la persona, pero no con el que respecta a la intención. La frase "Voy a clavarle un puñal a mi jefe" cumple con los dos requisitos.

  3. 3

    Advierte sobre cualquier comentario que haya hecho la paciente sobre dañarse a sí misma. Nuevamente, deben ser específicos respecto de la intención. Si la paciente dice: "Ojalá pudiera explotar en mil pedazos", esta frase no cumple con la especificación de la intención, a no ser que tenga una bomba. Si la paciente dice que se va a cortar las venas, esta frase sí cumple con los requisitos, porque es un hecho real que ella podría llevar adelante esta amenaza.

  4. 4

    Cuéntale al médico cualquier historia de conducta amenazadora de la vida. Incluye todo lo que ha hecho la paciente en el pasado que haya sido peligroso. Conductas como gastar todo su dinero, tener delirios o beber mucho, no necesariamente cumplen con los criterios considerados como una amenaza para la vida, pero por cierto son autodestructivos y posiblemente dañinos para los demás. Las conductas como prender fuegos o tratar de saltar desde un edificio alto, sin embargo, sí cumplen con los criterios.

Consejos y advertencias

  • En la mayoría de los estados, la persona sólo puede ser retenida para una evaluación psiquiátrica durante 72 horas, luego de lo cual los criterios para una reclusión los revisa un juez.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles