Alimentos bajos en residuos para colonoscopía

Escrito por anthony isaac palacios | Traducido por paula santa cruz
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Alimentos bajos en residuos para colonoscopía
El arroz blanco es un alimento permitido en una dieta baja en residuos. (rice image by fkruger from Fotolia.com)

Antes de una colonoscopía el médico puede recomendarte una dieta baja en residuos. Este tipo de dieta limita la cantidad de fibra y otros alimentos que aumentan la actividad intestinal. Debe seguirse sólo bajo supervisión médica. Consulta a un nutricionista para que te provea una lista de alimentos bajos en residuos y otras pautas nutricionales para tu caso.

Otras personas están leyendo

Importancia de la dieta

Consumir alimentos bajos en residuos te permitirá disminuir las evacuaciones al reducir la frecuencia y el tamaño de las heces. Esto facilitará el examen del colon durante la colonoscopía. Además, los alimentos bajos en residuos también pueden ayudar a reducir la diarrea y los calambres abdominales. Es probable que tu médico te recomiende una dieta baja en residuos aproximadamente una semana antes del examen. Este tipo de dieta solo debe seguirse por un corto período de tiempo a menos que tu médico te recomiende otra cosa. Luego de la cirugía, un nutricionista puede ayudarte a planear las comidas específicamente para tu condición y estilo de vida.

Alimentos proteicos

Los alimentos ricos en proteínas como la leche, la carne, el pollo, el pescado y los huevos pueden consumirse con algunas excepciones. Elige lácteos bajos en grasas como leche, yogur, queso cottage, pudín, helado y sopas cremosas. Evita los productos que contengan frutos secos y semillas. Puedes consumir hasta dos porciones diarias de leche y productos lácteos, según el Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh. Los derivados de la carne pueden consumirse sólo si están bien cocidos, blandos y tiernos. Estos pueden ser: productos con cerdo, jamón, carne vacuna, cordero, pollo, pescado y tofu. Evita las carnes duras, los fiambres, la manteca de maní y todos los frijoles secos. Consume dos a tres porciones diarias de alimentos ricos en proteínas.

Panes, cereales y almidones

Consume panes bajos en fibras, cereales y productos con arroz como el pan blanco enriquecido, el arroz blanco, galletas de agua y cereales fríos. Evita los cereales integrales como el trigo y la avena integrales y el salvado, el arroz integral y las palomitas de maíz. Consume 6 a 11 porciones de cereales al día.

Frutas y verduras

En general, las frutas y las verduras que estén bien cocidas y sin cáscaras gruesas ni semillas pueden ser consumidas. Ejemplos de éstas son: bananas maduras, damascos, sandía, ciruelas, espinaca, berenjenas y zanahorias. Los productos enlatados como puré de manzana, duraznos, remolachas y arvejas también pueden ser consumidos. Evita las frutas desecadas y las crudas y los vegetales con semillas; particularmente los frutos rojos y las pasas de uva. Consume al menos cinco porciones de frutas y verduras variadas al día.

Grasas, bocadillos y aceites

Todos los condimentos suaves, aceites y demás aderezos son aceptables en una dieta baja en residuos. Estos incluyen manteca, margarina, aceites vegetales, crema batida y mayonesa. Los postres y los dulces como las tortas, las galletas, los pasteles y los caramelos también son aceptables pero no deben contener frutas, frutos secos ni coco. Consume bocadillos más livianos como gelatina, paletas heladas, pudines o galletas blancas. Debes limitar los aderezos, las especias y la pimienta.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles