Alimentos de dieta blanda para los humanos

Escrito por erin o'brien | Traducido por maria gloria garcia menendez
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Alimentos de dieta blanda para los humanos
Una dieta blanda puede incluir alimentos desde los puntos a través de la pirámide alimentaria. (John Foxx/Stockbyte/Getty Images)

Si tu médico te ha aconsejado seguir una dieta blanda, podrías sentirte limitado en tus opciones a la hora de comer. Pero, según el centro médico de la Universidad de Pittsburgh, una dieta blanda no se trata de alimentos con poco o ningún sabor, sino que incluye alimentos que no suelen irritar el tracto gastrointestinal. El tracto gastrointestinal está conformado por todas las partes de la anatomía humana implicadas a la hora de comer y de hacer la digestión (desde la boca hasta el ano).

Las selecciones de alimentos de la dieta blanda incluyen artículos de puntos a través de la pirámide de alimentos. Con todas las opciones de comida de dieta blanda, sin embargo, evita los alimentos ricos en fibra, con mucho azúcar y sal, condimentos agresivos, tales como pimienta, mostaza o rábano y grasas ricas, tales como mantequilla y crema. Asimismo, excluye cualquier alimento que te cause malestar digestivo al seguir una dieta blanda.

Otras personas están leyendo

Carnes y proteínas

Opta por alternativas bajas en grasa, como pollo, huevos revueltos, mantequilla de cacahuete suave y pavo. Selecciona mariscos y pescado blanco en lugar de salmón. Aves de corral y pescado a la parrilla, al horno o al vapor sin grasa añadida para prepararlos. El queso de soja es otra opción para personas vegetarianas estrictas o vegetarianas. Pasa de condimentos picantes, como la salsa barbacoa y la salsa picante, así como las carnes ahumadas o fritas y el pescado.

Frutas y verduras

Haz que las frutas, zumos y verduras formen parte de tu dieta blanda. Los melocotones enlatados, el puré de manzanas y los plátanos son buenas opciones, mientras que las frutas y jugos cítricos y las bayas de cualquier tipo no lo son. Selecciona vegetales enlatados, cocidos y congelados en lugar de variedades crudas. Debes añadir sólo una pequeña cantidad de mantequilla al puré de patatas. Evita los tomates y la mayoría de los productos del tomate, así como verduras que producen gases, como el repollo, pimiento verde, brócoli y maíz.

Granos y cereales

Utiliza pan blanco para los sandwiches en lugar de variedades de grano entero. Opta por cereales calientes refinados, tales como granos, harina de avena y crema de trigo. Prepáralos con agua en lugar de con leche entera. Disfruta de pasta, arroz o trigo preparados sin grasa añadida o con una cantidad moderada de aceite de oliva.

Productos lácteos

Elije productos lácteos bajos en grasa, como leche descremada, yogur ligero con poca grasa y queso descremado. Evita los quesos fuertes, incluyendo el azul y el Roquefort, o cualquier queso con grasa entera. Modifica las recetas por favoritos, como los macarrones y el queso, mediante un queso bajo en grasa, en lugar de las variedades de alto contenido de grasa. Para el postre, disfruta con moderación de helado descremado, pudín o flan.

Bebidas

Refréscate con agua. Bebe con moderación gaseosas sin cafeína y agua con gas. Elije el caldo como bebida caliente. Evita bebidas energéticas, alcohol, café, chocolate caliente, té de menta, bebidas con cafeína y chocolate con leche. Bebe lentamente todas las bebidas.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles