Alimentos que te hacen feliz durante la depresión

Escrito por cydney walker | Traducido por mercedes roch
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Alimentos que te hacen feliz durante la depresión
Ciertos alimentos pueden mejorar tu estado de ánimo y ayudar a combatir la depresión. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

La depresión puede afectar a todo el cuerpo, hacer que te sientas agotado y alterar tu estado de ánimo. Las opciones de alimentos pueden ayudar a estimular tu estado de ánimo y energía o hacer que te sientas cansado y desgastado. Los neurotransmisores juegan un papel en la conducción de señales a tu cerebro, y la comida que comes cambia su acción, intensificando o disminuyendo la depresión, según el Dr. Bill Sears, autor y profesor clínico asociado de pediatría de la Universidad de California, Irvine.

Otras personas están leyendo

Alimentos felices

El chocolate es bien conocido por producir sensaciones de placer. Eso es porque el cuerpo libera endorfinas o calmantes naturales del dolor. Este aumento de las endorfinas tiene un efecto calmante y aumenta el estado de ánimo, por lo que sientes una sensación de calma y placer después de comer chocolate, de acuerdo con el autor Sears. Otros alimentos que producen los mismos sentimientos de felicidad son el pollo, los plátanos, la leche y las verduras de hoja verde. Estos alimentos estimulan al cuerpo a liberar dopamina, otro neurotransmisor implicado en las sensaciones de placer.

Rápido incremento de energía

Algunos alimentos proporcionan una explosión de energía que eleva tu estado de ánimo, creando una percepción de aumento de la energía. Los carbohidratos simples, como el azúcar de mesa, dulces, pasteles, galletas, tartas, bebidas endulzadas con fructosa, jarabe de maíz o jarabe de maíz de alta fructosa proporcionan energía liberada rápidamente. Lo mismo ocurre con las bebidas deportivas y bebidas energéticas comerciales. Los alimentos blancos, como el pan blanco, patatas, pasta y arroz, proporcionan energía rápida porque carecen de fibra para retardar la liberación de azúcar en el torrente sanguíneo para ayudar a mantener incluso los niveles de energía y estado de ánimo. El impulso de tu estado de ánimo con alimentos que contienen una alta cantidad de azúcar hace que tu energía y estado de ánimo aumenten y luego se venga abajo poco después. El mantenimiento de un nivel de azúcar en la sangre ayuda a estabilizar tu estado de ánimo y a evitar las "bajas" o irritabilidad que puede resultar del choque del azúcar, dice el autor Sears.

Carbohidratos complejos

Los carbohidratos complejos contienen fibra e incluyen alimentos como pasta de trigo integral, pan integral, frutas frescas y verduras, legumbres y granos, avena, quinua, yogurt sin azúcar añadido, arroz salvaje e integral. Estos alimentos aumentan los niveles de azúcar en sangre gradualmente, y no producen niveles erráticos que conduzcan a un aumento de las hormonas del estrés y alteren tu estado de ánimo, de acuerdo con el autor Sears.

Vitaminas B

Las vitaminas B ayudan al cuerpo a producir energía y las dos principales vitaminas que si faltan en tu dieta pueden conducir a sentimientos y estados de ánimo de depresión son el ácido fólico y la B12, según A.Coppen y C.Coppen Bolander Gouaille en su revisión de 2005 de la investigación sobre la depresión y las deficiencias de vitaminas B publicado en el "Journal of Psychopharmacology". Las deficiencias de ácido fólico y 12-B pueden conducir a anemia perniciosa, que da como resultado niveles más bajos de energía, y de las funciones físicas y cognitivas. Comer frutas cítricas y bayas aumenta la ingesta de ácido fólico. La B-12 se encuentra en productos de origen animal, como carne y productos lácteos. Las fuentes vegetales son la levadura nutricional y los alimentos fortificados con B-12.

Grasas buenas

Proporcionar grasas esenciales, linoleico y alfa-linolénico ácidos grasos mantiene la función apropiada del cerebro. Los aceites vegetales son las principales fuentes de ácido linoleico y alfa-linolénico, de modo que cocinar con macadamia de oliva, nueces, semillas de uva y otros aceites vegetales ayuda a proporcionar estas grasas esenciales. Los ácidos del alfa-linoleico se encuentran en los aceites de pescado, semillas de lino y de calabaza, germen de trigo y las nueces. Estas grasas mantienen apropiadas a las membranas celulares del cerebro, que permiten un flujo adecuado de nutrientes y productos de desecho del entorno fluido del cerebro. Las grasas buenas ayudan a los neurotransmisores a funcionar correctamente y a estabilizar los estados de ánimo, de acuerdo con el autor Sears.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles