Alimentos que se recomiendan si tienes la bacteria H. Pylori

193
Ha sido de ayuda

Helicobacter pylori es una bacteria que vive en el revestimiento del estómago de aproximadamente el 30 % de la población y está presentes en la mitad de las personas mayores de 50 años. En Australia, los médicos Barry Marshall y Robin Warren ganaron el Premio Nobel en 2005 por descubrir que este tipo de bacteria causa las úlceras pépticas disipando la creencia de que las úlceras fueran causadas por el exceso de ácido estomacal. La bacteria H. pylori también se relaciona con el cáncer gástrico y la enfermedad de Ménétrier, conocida como el síndrome de intestino irritable.

BananaStock/BananaStock/Getty Images

Otras personas están leyendo

Efectos de la infección por H. Pylori

3d genetic code image by Alexandr Shebanov from Fotolia.com

Alrededor del 90 por ciento de las personas que tienen la bacteria H. pylori no tendrán una úlcera probablemente debido a la genética. Si tienes síntomas como dolor abdominal, náuseas o vómitos, el médico puede detectar una infección por H. pylori. La terapia triple con antibióticos, medicamentos que reducen el ácido del estómago y el bismuto, ha demostrado destruir la infección permitiendo curar úlceras. Sin embargo, el 20% de los pacientes tienen una recaída en los siguientes seis meses.

Refuerzo del sistema inmunológico

PhotoObjects.net/PhotoObjects.net/Getty Images

Si estás recibiendo tratamiento contra la bacteria H. pylori o alguna úlcera, consulta con tu médico acerca de la posible interacción entre alimento y medicamentos antes de cambiar tu dieta. Los antibióticos matan las bacterias buenas y malas y apoyar a la flora del sistema digestivo puede dar lugar a un sistema inmune más fuerte. Las bacterias Lactobacillus salivarius pueden prevenir y tratar las infecciones causadas por H. pylori. Los lactobacillus y el bifidobacterium en el yogur, así como los suplementos intestinales han demostrado reducir la inflamación del colon. Colonias sanas de estas bacterias intestinales benéficas también mantienen controlada la población de las malas bacterias y levaduras, también conocidas como Cándida.

Alimentos para las úlceras y las infecciones por H. Pylori

Blue Jean Images/Photodisc/Getty Images

Una dieta alta en proteína (20% de las calorías diarias) y vitamina C fomentará la curación del revestimiento del estómago. Deficiencia de vitamina B12 es común en pacientes con infección crónica por H. pylori, por lo que la ingerir suplementos con vitamina B12 o aumentar el consumo de carne y pescado puede reducir el riesgo de anemia. Brócoli, coliflor, coles de Bruselas, col rizada y Brocolini son verduras ricas en sulforafano, una antibacteriana natural que mata a la bacteria H. pylori. La vitamina A es esencial para la función saludable de las membranas mucosas y la reparación de los tejidos. La encontrarás en el hígado, las zanahorias, las verduras verdes, espinacas, espárragos, patatas dulces, duraznos, melón y albaricoques. Evita los alimentos que causan sensibilidad o irritan tu sistema digestivo, como el alcohol, la cafeína, pimienta negra, la cayena y la aspirina. Una dieta rica en frutas y verduras aportan nutrientes que te apoyarán en tu curación.

Otros Suplementos

flax seed image by Soja Andrzej from Fotolia.com

La bacteria H. pylori es altamente sensible a la vitamina C y al ajo. Puedes consumir estos alimentos durante largos periodos de tiempo sin efectos secundarios. El regaliz DGL ayuda a sanar el revestimiento del estómago. La hidrastis y el aloe vera son calmantes para las membranas mucosas. El jengibre puede ayudar a aliviar las náuseas que con frecuencia acompañan a la gastritis y a las úlceras. El gamma orizanol que se obtiene de aceite de salvado de arroz actúa sobre el sistema nervioso autónomo para normalizar la producción de jugos gástricos. El zinc aumenta la tasa de curación y puede prevenir el daño a la mucosa del estómago. Las semillas de linaza contienen ácido linoleico y las personas con úlceras duodenales tienen un nivel bajo de este ácido graso esencial. Consulta con tu médico antes de intentar terapias alternativas, especialmente si estás tomando medicamentos de prescripción.

Referencias

Lee este artículo

Comentarios

Más reciente