Pasatiempos

Cómo alinear la espina dorsal sin la ayuda de un quiropráctico

Escrito por laura williams Google | Traducido por guido grimann
Introducción
  • Introducción

    Cómo alinear la espina dorsal sin la ayuda de un quiropráctico

    Antes de tratar de corregir la alineación de la columna por tu cuenta, consulta con tu médico para asegurarte de no estar sufriendo una afección más grave o problema subyacente. Para la resolución de algunos desequilibrios espinales no se necesita de un quiropráctico. Si no tienes problemas médicos graves, las técnicas de estiramiento, fortalecimiento y relajación podrán ayudarte a mejorar tu postura y la alineación de la columna vertebral. El sitio web de Spine-Health enfatiza al ejercicio como el factor más importante que contribuye a la salud de la columna vertebral. Incorpora el ejercicio en tu rutina diaria con el fin de aumentar la fuerza y ​​compensar los desequilibrios musculares que podrían contribuir a una alineación incorrecta de la columna.

    El fortalecimiento y grado de estiramiento que brinda el yoga puede ayudarte a mejorar la alineación de tu columna vertebral. (Yoga image by Yvonne Bogdanski from Fotolia.com)

  • 1 / 7

    Identifica los aspectos de tu estilo de vida diaria que vayan en contra de un alineamiento correcto de tu columna vertebral. Por ejemplo, si pasas muchas horas desgarbado sobre tu silla de oficina, utilizas zapatos sin soporte o duermes boca abajo, será necesario que hagas muchos cambios en esas áreas para mejorar la alineación de tu columna.

    Identifica los aspectos de tu estilo de vida diaria que vayan en contra de un alineamiento correcto de tu columna vertebral. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • 2 / 7

    Descansa tu espalda mientras estés en el trabajo. Según Spine-Health, las personas aplican más presión sobre la espalda cuando se sientan que cuando están paradas. Asegúrate de sentarte en forma recta, con tus piernas sin cruzarse y en ángulos de 90 grados para disminuir la presión innecesaria. Debes saber que el estar cruzando las piernas de forma regular va en detrimento de una columna vertebral alineada.

    Descansa tu espalda mientras estés en el trabajo. (Thinkstock Images/Comstock/Getty Images)

  • 3 / 7

    Utiliza una bola de estabilidad tal como una silla de oficina por períodos acotados de tiempo durante el día. De acuerdo al Consejo Estadounidense de Ejercicio, el sentarse o el desarrollar ejercicios con una bola de estabilidad ayudará a fortalecer los músculos principales de tus abdominales, caderas y espalda, lo que contribuye a una mejor postura. No tienes que abandonar la silla cómoda de tu oficina: sólo tienes que utilizar un balón de estabilidad durante 20 minutos al comienzo de la jornada, y de nuevo durante 20 minutos después de comer.

    No tienes que abandonar la silla cómoda de tu oficina. (Comstock/Comstock/Getty Images)

  • 4 / 7

    Camina y estira con frecuencia. El movimiento mejora el flujo sanguíneo hacia la columna vertebral y estimula la movilidad y el rango de movimiento, volviendo a la alineación de la columna más sencilla de mantener.

    Camina y estira con frecuencia. (Jupiterimages/Goodshoot/Getty Images)

  • 5 / 7

    Ejercítate a diario, incluyendo entrenamientos de baja intensidad cardíaca y con peso en tus sesiones. Mejorando tus niveles de fuerza, particularmente en tu espalda y abdominales, podrás mejorar tu postura y la alineación de tu columna vertebral.

    Ejercítate a diario. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • 6 / 7

    Agrega yoga a tu rutina de ejercicios. El yoga te introduce a una serie de ejercicios que estiran y fortalecen tanto la parte delantera como trasera de tu cuerpo, colaborando incluso con los desequilibrios musculares. Spine-Health afirma que el yoga puede mejorar la postura y alineación de la columna vertebral.

    Agrega yoga a tu rutina de ejercicios. (Jupiterimages/Photos.com/Getty Images)

  • 7 / 7

    Duerme de manera que tu columna vertebral esté apoyada. La columna vertebral debe tener la oportunidad de descansar, relajarse y reajustarse mientras duermes; es posible adjudicarle problemas potenciales a despertarte rígido. Si duermes de lado, considera colocar una almohada delgada detrás de las rodillas. Si duermes boca arriba, coloca una almohada debajo de las rodillas y una toalla debajo de tu cuello. Si puedes, evita dormir sobre tu estómago.

    Si puedes, evita dormir sobre tu estómago. (Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images)

  • ¡Completo!

Más galerías de fotos

comentarios

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles

Copyright © 1999-2014 Demand Media, Inc. Acerca de

El uso de este sitio constituye la aceptación de los términos y política de privacidad de eHow. Ad Choices es-US

Demand Media