Cómo aliviar las molestias en las articulaciones después del ejercicio

Escrito por ehow contributor | Traducido por gerardo núñez noriega
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo aliviar las molestias en las articulaciones después del ejercicio
Alivia las molestias en las articulaciones después del ejercicio.

Cómo aliviar las molestias en las articulaciones después del ejercicio. El ejercicio es algo que cada persona tiene que hacer con regularidad. A veces, después de ejercitarnos, nos sentimos adoloridos, un poco rígidos o incluso tenemos articulaciones inflamadas y adoloridas. Hay varias maneras de ayudar a aliviar las molestias en las articulaciones después de hacer ejercicio.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Bolsas de hielo
  • Ungüentos calmantes

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Aminora las molestias de tus articulaciones después de hacer ejercicio tomando medidas preventivas antes de empezar tu entrenamiento. Asegúrate de usar zapatos atléticos que ofrezcan el soporte necesario para tu tamaño de cuerpo y tipo de ejercicio. Si sufres de artritis, intenta usar un soporte adicional en las articulaciones afectadas, como la rodilla, el codo o las muñecas. No hagas ejercicio de alto impacto aeróbico si tienes problemas con las articulaciones. Intenta caminar velozmente en lugar de trotar, o aeróbicos de bajo impacto en lugar de alto. Pero aún más importante, calienta y estira tu cuerpo adecuadamente antes de comenzar a ejercitarte.

  2. 2

    Termina tu periodo de ejercicio o acondicionamiento físico y tómate tu tiempo para enfriarte y estirarte. Los estiramientos son tan importantes después del ejercicio como lo son antes del mismo, los cuales ayudan a que tus músculos y articulaciones se relajen y a evitar el dolor posterior.

  3. 3

    Toma un baño tibio para relajarte. Recuéstate y relájate en tu bañera. Un baño tibio, especialmente en una bañera de hidromasaje, le ayuda a todo tu cuerpo después de una sesión de actividad física. Si no tienes tiempo para un baño largo, al menos toma una ducha tibia. Ya sea un baño prolongado o una ducha, hacerlo justo antes de acostarte realmente ayudará a tu cuerpo a relajarse para una noche de descanso.

  4. 4

    Relajarse en una tina caliente ayuda a calmar las articulaciones después de hacer ejercicio. La bañera de hidromasaje climatizada produce efectos similares a una bañera de hidromasaje, ya que ambas relajan tus músculos y articulaciones con chorros de presión, haciendo circular agua caliente.

  5. 5

    Coloca una bolsa de hielo en la articulación con dolor o hinchazón después del ejercicio. Si una de tus articulaciones suele hincharse después del ejercicio, es recomendable invertir en una bolsa térmica de tipo más terapéutico. Suelen ser más grandes, pueden ser usadas repetidas veces y cubren alrededor de la articulación completamente para ayudarte a aliviar el dolor.

  6. 6

    Unta tus articulaciones con analgésico tópico, pomada o linimiento para ayudarte a aliviar el malestar. Hay muchos tipos en el mercado, y puedes encontrar varios que te brindan la sensación fría y de cosquilleo sin tener que usar bolsas térmicas. Tal vez necesites probar con varios antes de encontrar el producto de tu preferencia.

  7. 7

    Recibe un masaje después del ejercicio. Hay masajes de cuerpo completo o algunos que están diseñados específicamente para frotar las zonas musculares y articulares que necesitan ser relajadas. Además, puedes hacer que utilicen aceites calientes para frotar los músculos y articulaciones adoloridas.

Consejos y advertencias

  • Si te es muy incómodo colocar una bolsa térmica fría directamente sobre tu piel, envuélvela en una toalla delgada o funda de almohada.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles