Alivio del dolor y curación de las fisuras crónicas

Escrito por kittie mccoy | Traducido por gabriela nungaray
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Alivio del dolor y curación de las fisuras crónicas
La mayoría de las fisuras anales se curan por sí solas, aunque algunas se vuelven crónicas y requieren tratamiento quirúrgico. (BananaStock/BananaStock/Getty Images)

Una fisura crónica es un problema médico que afecta la piel alrededor del ano y puede causar dolor e incomodidad considerable, especialmente durante los movimientos intestinales. La mayoría de las fisuras anales se curan por sí solas, aunque algunas se vuelven crónicas y requieren tratamiento quirúrgico. Aunque la cirugía va a proporcionar alivio del dolor, también hay tratamientos caseros que pueden hacer que las fisuras crónicas sean más tolerables.

Otras personas están leyendo

Los hechos

Las fisuras anales son pequeños desgarros que se desarrollan en el revestimiento del canal anal. Estos desgarros pueden ser causados por heces duras o movimientos intestinales difíciles. Los adultos y niños entre 6 y 24 meses de edad son los más propensos a ser afectados por las fisuras anales. Según la Clínica Mayo, las fisuras anales que duran más de seis semanas se consideran crónicas.

Identificación

Las fisuras anales pueden causar sangrado y dolor, especialmente durante los movimientos intestinales. La piel alrededor del ano puede estar visiblemente agrietada o irritada. Las fisuras anales crónicas a menudo tienen un pequeño bulto presente cerca del desgarro que se conoce como apéndice cutáneo o una acumulación centinela.

Consideraciones

La inflamación y las molestias de las fisuras crónicas se pueden aliviar mediante el uso de cremas medicadas y supositorios. Cremas de venta libre que contengan hidrocortisona como Preparation H puede ser utilizada, o el médico puede prescribir una crema de corticosteroides como Anusol. Sumergir el área afectada durante 10 a 20 minutos por lo menos una vez al día también puede proporcionar alivio del dolor. Estos baños deben consistir en agua tibia sin jabón.

Tratamiento

Según la Sociedad Estadounidense de Cirujanos de Colon y Recto, más del 90 por ciento de las fisuras anales se curan sin necesidad de cirugía. La cirugía que se usa para el tratamiento de la fisura anal crónica consiste en cortar el esfínter anal con el fin de reducir el dolor y acelerar la curación. En algunos casos, la fisura y centinela se eliminarán durante la cirugía. El dolor de las fisuras crónicas pueden desaparecer a los pocos días de someterte a una cirugía, pero la cicatrización completa tarda unas semanas.

Prevención/Solución

Las fisuras anales crónicas se pueden prevenir evitando el estreñimiento. Esto se puede hacer mediante el aumento de la ingesta de fibra, beber agua a menudo y la práctica de ejercicio regular. Evita el esfuerzo durante la evacuación, ya que esto puede hacer que las fisuras anales demoren la recuperación y aumenten el dolor. Las grietas cicatrizadas pueden volverse a abrir debido a evacuaciones difíciles, por lo que mantener un estilo de vida saludable es importante para evitar problemas recurrentes.

Conceptos erróneos

Según la Sociedad Estadounidense de Cirujanos de Colon y Recto, las fisuras anales crónicas no aumentan el riesgo de desarrollar cáncer de colon. Tu médico puede recomendarte pruebas adicionales para determinar el origen del sangrado anal si continúa después de que las fisuras anales se han curado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles