Alivio natural del dolor para la extracción de un diente

Escrito por gretchen ivey | Traducido por alejandra prego
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Alivio natural del dolor para la extracción de un diente
Alivia el dolor después de una extracción con métodos naturales. (Stockbyte/Stockbyte/Getty Images)

Una extracción de un diente puede variar desde sencilla a simple o traumática. Después de la operación inicial, muchos pacientes sufren de dolor post-operatorio. El grado puede variar enormemente de una persona a otra, pero en general la mayoría de las personas tendrán algún nivel de malestar. Tu cirujano oral probablemente de recetará medicamentos con receta y algunos métodos naturales para aliviar el dolor.

Otras personas están leyendo

Frío y calor

Una forma natural de alivar el malestar después de una extracción de muelas es usar el frío o el calor. Algunos cirujanos orales envían a sus pacientes a su casa con compresas frías. Estas pueden reducir el dolor y disminuir la inflamación. Algunos pacientes prefieren el calor contra el rostro para aliviar el dolor en las encías. Tu opción dependerá de tus preferencias personales. Ni el frío ni el calor tienen una ventaja sobre el otro. Simplemente debes aplicar la compresa de tu preferencia sobre el rostro y esperar a que se alivie el dolor.

Enjuague con agua y sal

El agua y sal ayudan a aliviar el dolor de una extracción además de proteger las encías contra una infección. Simplemente debes tomar una cucharadita de sal y mezclarla con un vaso de agua tibia. Haz buches con el agua alrededor de la boca, haz gárgaras y enjuaga. Repite este proceso cada vez que sientas dolor o irritación en las encías. El dolor comenzará a desaparecer después de unos días cuando usas el enjuague de agua y sal.

Aceite de clavo de olor

El clavo de olor tiene muchas propiedades analgésicas. Simplemente debes colocar un par de gotas en las encías y el dolor comenzará a desaparecer. Tal vez desees aplicarlo en la zona con un bastoncillo de algodón. Tendrás que repetir el procedimiento varias veces y algunas personas comentan que acostumbrarse a su sabor demora un tiempo.

Ajo y sal

El ajo es un analgésico natural, reduce la inflamación y la posibilidad de que se produzcan infecciones. Simplemente debes tomar tres o cuatro dientes de ajo y combíanlos con una pizca de sal. Muélelos hasta formar una pasta y aplícalo a las encías. Deberías notar que el dolor se disipa casi inmediatamente.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles