DESCUBRIR
×

Cómo almacenar las baldosas cerámicas

Actualizado 17 abril, 2017

Las baldosas de cerámica son un producto muy frágil y deben ser almacenadas en un área que esté a salvo de ser golpeada por otros objetos. Las baldosas se pueden almacenar extendidas o sobre sus costados. Si se almacenan extendidas, es conveniente alejarlas de la tierra, si se almacenan sobre sus costados, también se debe elevarlas de la tierra y colocar otros objetos a su alrededor que les impidan caerse. Apoyar las baldosas contra una pared es también un método eficaz de almacenamiento.

Instrucciones

Hemera Technologies/AbleStock.com/Getty Images
  1. Deja la baldosa que vas a almacenar en su embalaje original. No quites el envoltorio de celofán plástico si la baldosa está envuelta en él.

  2. Eleva la baldosa de la tierra para que no esté expuesta a la suciedad o el agua. Si la baldosa vino en una plataforma de madera, utiliza ese palet para almacenarlas. Si no tienes un palet para usar, utiliza piezas de madera de desecho que tengan aproximadamente las mismas dimensiones.

  3. Cubre las baldosas que almacenes directamente en el exterior. Las baldosas deben ser protegidas de los elementos. Cubrirlas con una lona u otra cubierta de plástico las protegerá.

  4. Permite que el azulejo se aclimate a la sala en la que se instalará, si la baldosa se almacena al aire libre durante el invierno. Deja que el azulejo se caliente a temperatura ambiente antes de instalarlo para que no se agriete.

Necesitarás

  • Palet de madera o desechos de madera
  • Lona de plástico