Cómo almacenar cebollas y patatas en una cocina pequeña

Escrito por cassie damewood | Traducido por luis manuel montoya
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo almacenar cebollas y patatas en una cocina pequeña
Las patatas y cebollas se deben guardar en lugares secos y oscuros. (Ciaran Griffin/Stockbyte/Getty Images)

Encontrar un espacio de almacenamiento en una pequeña cocina, especialmente para productos perecederos no refrigerados, como las papas y cebollas, requiere de ingenio. Las tiendas especializadas venden una gama de productos funcionales y decorativos diseñados para el almacenamiento, pero poner en práctica tus propias ideas con telas y materiales baratos comprados en tiendas de artesanías.

Otras personas están leyendo

Bolsas

Puedes colgar bolsas hechas de yute, algodón o lino cerradas con cordón y aberturas con cremallera o con cordones cerca de la parte inferior. Puedes comprar las bolsas de distintos tamaños para que contengan diversas cantidades de patatas o cebollas o coser tu propia bolsa del tamaño que elijas. Puedes colgar manijas en los muebles, utilizar ganchos de pared o clavos. Las bolsas pueden ser lisas o de tela decorativa; usa un material lo suficientemente resistente como para soportar el peso de los vegetales. Las bolsas desechables para almacenamiento de vegetales con pequeñas perforaciones para la circulación del aire también funcionan, aunque no duran mucho tiempo.

Canastas

Apilar cestas de mimbre que se ajustan a los rincones de tu cocina puede ser una opción como recipientes para patatas y las cebollas. Si tienes un poco más de espacio disponible, considera una espacio con estantes que tengan cestas apiladas una encima de la otra. En una cocina con un espacio mínimo, fija firmemente canastas individuales para paredes y llénalas con patatas y cebollas. Los cestillos de bambú son otro buen recipiente de almacenamiento para patatas y cebollas.

Bandejas y cajas

Puedes apilar contenedores hechos de madera o de plástico ligero en mostradores o colocarlos en una esquina, siempre y cuando tengan aberturas o agujeros para la circulación del aire. Las cajas con listones se pueden colgar en las paredes o apilar en espacios reducidos para conservar las patatas y las cebollas.

Gabinete y carro de almacenamiento

Puedes transformar un armario pequeño en un depósito de almacenamiento de hortalizas eliminando la puerta e instalando un estante con gradas deslizables de alambre o cajones de mimbre, puedes encontrarlas en tiendas especializadas de almacenamiento. Carros con tres pisos se venden en tiendas de oficina y tiendas de herramientas y proporcionan una buena circulación de aire para las patatas y las cebollas, y se pueden rodar fuera del camino a conveniencia.

Consejos y sugerencias

Cualquiera que sea la opción de almacenamiento que elijas, asegúrate de mantener las patatas y las cebollas en un área oscura y seca de la cocina. Incluso bajo las mejores las condiciones de almacenamiento, las patatas y las cebollas a veces germinan, deteriorando su calidad. Compra solamente patatas y cebollas suficientes para el consumo de una semana y evitar su desperdicio.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles