Cómo almacenar un coco fresco

Escrito por christine argier Google | Traducido por pau epel
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo almacenar un coco fresco
Los cocos son utilizados en cocinas del mundo entero. (Medioimages/Photodisc/Photodisc/Getty Images)

Los cocos son frutas tropicales recolectadas de palmeras nativas del sudeste asiático. Los consumibles derivados de la fruta, como la carne, la leche, la crema y el aceite del coco, son utilizados en cocinas del mundo entero. Para usar el coco fresco en recetas hogareñas, es importante almacenar la fruta correctamente para evitar que se eche a perder.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Envase hermético
  • Refrigerador o congelador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Verifica estar comprando un coco fresco que no se haya echado a perder. El coco debería ser pesado debido a su tamaño y al ser batido, deberías escuchar el líquido dentro indicando que la fruta está húmeda y no seca. Evita comprar cocos con moho o con zonas de humedad alrededor de puntos negros u "ojos" en la parte superior de la fruta.

  2. 2

    Almacena un coco entero sin abrir, a temperatura ambiental. No hay necesidad de cubrirlo. Los cocos enteros y frescos se conservarán hasta los seis meses, dice Food.com.

  3. 3

    Coloca coco fresco rallado en un envase sellado en el refrigerador o congelador. Según Food.com, el coco fresco rallado se conservará en el refrigerador por una semana y en el congelador hasta seis meses.

Consejos y advertencias

  • La temporada de los cocos es de octubre a diciembre. Cuando no estén en temporada, busca coco seco en la góndola de pastelería para utilizar en recetas. Una porción de coco de una onza (30 g) contiene alrededor de 130 calorías y 100 mg de potasio, dice Food.com. Los cocos son también altos en fibra y bajos en sodio. Un coco rinde de 3 a 4 tazas de carne rallada.
  • Para preparar un coco fresco, utiliza un picahielos u otra herramienta filosa para pinchar uno de los "ojos" de la parte de abajo de la fruta. Vierte el líquido y déjalo aparte para otro uso, luego casca el coco pegándole con un martillo en la parte más ancha. Separa las dos mitades y luego quita la carne del coco utilizando un cuchillo u otra herramienta plana.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles