Cómo almacenar el exfoliante de azúcar hecho en casa

Escrito por ehow contributor | Traducido por alejandra prego
Cómo almacenar el exfoliante de azúcar hecho en casa
Hay muchísimas recetas para hacer exfoliantes de azúcar en Internet. (Jupiterimages/Pixland/Getty Images)

En Internet hay infinidad de recetas para hacer un exfoliante de azúcar casero. Sin embargo, lo que muchas de estas recetas no mencionan es cómo almacenarlo y si necesita conservantes antes de hacerlo. Si alguna vez te has preguntado cuánto tiempo durará tu exfoliante, usa este consejo para almacenar los exfoliantes hechos en casa.

Instrucciones

  1. 1

    Haz el exfoliante de azúcar en lotes pequeños. Dependiendo de la frecuencia con que te exfolies la piel, haz la cantidad suficiente sólo para un par de meses. Después de este tiempo, el aceite corre el riesgo de quedar rancio.

  2. 2

    Almacena el exfoliante de azúcar hecho en casa en un recipiente de plástico o de vidrio. El plástico es la mejor opción para hacer el exfoliante con aceite, ya que el vidrio puede quedar resbaladizo y romperse si lo dejas caer en la ducha. El recipiente también debe tener una tapa hermética.

  3. 3

    Mantén el exfoliante de azúcar en la plataforma de la tina, en la encimera de la pileta, en el botiquín o en un cajón debajo del lavabo. No es necesario refrigerarlo, a menos que tu receta use un producto lácteo, como yogur o avena.

  4. 4

    Mezcla un conservante en el exfoliante si deseas almacenarlo durante más tiempo que solo un par de meses. Esto también es una buena idea si piensas obsequiarlo y no sabes cuánto tiempo la persona lo mantendrá. El aceite de vitamina E y la sal de mar son conservantes naturales que puedes usar en un exfoliante casero.

  5. 5

    Agrega un conservante más fuerte si existe la posibilidad de que le entre agua al exfoliante de azúcar. Si lo almacenarás en la plataforma de la tina, donde se puede resbalar o llenar de agua, debes usar un conservante más fuerte como tal Liquid Germall Plus, que combate las bacterias en los productos a base de agua.

Consejos y Advertencias

  • Asegúrate de que el exfoliante corporal esté firmemente cerrado cuando tomas una ducha. Si se llena de agua, el aceite y el azúcar desarrollarán bacterias y se echarán a perder.
  • Haz una prueba de olfato si no tienes la certeza de si el exfoliante todavía está bueno. Si por el olor te das cuenta que se ha echado a perder, deséchalo.

Necesitarás

  • Un recipiente de plástico o de vidrio
  • Sal de mar
  • Aceite de vitamina E
  • Conservador cosmético Liquid Germall Plus

Lista completaMinimizar