Cómo almacenar un pastel de fondant

Escrito por antonia sorin | Traducido por susana lópez millot
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • E-mail

Almacenar fondant comprado es caro y hacer el tuyo propio es mucho trabajo, especialmente si has pasado por el engorro de teñirlo de múltiples colores. Aún así, esto es sólo el trabajo preparatorio. Después de haberlo preparado, empieza el proceso de enrollarlo, estirarlo, pincharlo suavizarlo para darle el aspecto profesional perfecto. Si conviertes luego el fondant en delicadas flores de pasta, lazos y moñas, es una lástima que tu obra maestra se convierta en un desastre por un almacenamiento inadecuado.

Nivel de dificultad:
Moderado

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • Caja de pastel
  • Pastel
  • Envoltorio plástico
  • Refrigerador
  • Papel de aluminio
  • Congelador

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Lo ideal sería colocar el pastel terminado en una caja para pasteles y dejarla a temperatura ambiente hasta que llegue la hora de servirla. El propio fondant, una masa ligera hecha de azúcar impalpable, no necesita refrigeración. De hecho, ésta tiende a ablandarlo, convirtiéndolo en una cobertura combada y pegajosa. El fondant estirado sella el interior del pastel, manteniéndolo fresco, pero los rellenos que necesitan frío lo seguirán necesitando. Es mejor usar un relleno que no necesite refrigeración con una cobertura de fondant.

  2. 2

    Si has usado un relleno que requiere refrigeración, cubre el pastel con un envoltorio plástico antes de colocarlo en el frigorífico. Cuando lo retiras, mantén el envoltorio hasta que llegue a temperatura ambiente para reducir la condensación. Los refrigeradores de baja humedad son estupendos para refrigerar pasteles cubiertos con fondant, aunque los problemas con la humedad igual pueden aparecer.

  3. 3

    SI has hecho el pastel con tiempo, necesitarás congelarlo. Primero, coloca el pastel sin cubrir en el congelador por 20 minutos para endurecer algo el fondant. Retira el pastel del congelador. Cúbrelo todo con el envoltorio plástico y luego con el aluminio. Coloca el pastel en el congelador. Para descongelarlo, retira el pastel del congelador y colócalo en el refrigerador por varias horas o déjalo a temperatura ambiente. Si lo has colocado en el refrigerador, retíralo después de unas horas y deja que siga aumentando la temperatura en una habitación fresca. No retires las coberturas durante este proceso. Espera hasta que el pastel haya llegado a temperatura ambiente. Esto llevará varias horas.

Consejos y advertencias

  • En lugar de preparar todo el pastel por adelantado si estás planeando usar un relleno que necesite ser refrigerado, prepara el pastel y la cobertura con crema de mantequilla. Congélalo o refrigéralo y espera hasta el día del evento para colocar el fondant sobre el pastel.
  • Sin importar lo cuidadoso que seas al enfriar o congelar un pastel, no terminará el proceso impecable, pero el daño será minimizado.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles