Cómo hacer una almohada de plumas

Escrito por angela baird | Traducido por alejandra medina
  • Comparte
  • Twittea
  • Comparte
  • Pin
  • E-mail
Cómo hacer una almohada de plumas
El plumón es apreciado para rellenar almohadas. (feathers image by Marek Kosmal from Fotolia.com)

Las almohadas de plumas se han utilizado durante siglos para una noche de sueño cómoda. Las plumas se toman de ganso o patos, y de manera ocasional de pollos u otras aves, y se tratan con vapor o secado con el fin de ser higiénicas. Si utilizas plumas que conseguiste por tu cuenta, asegúrate de que estén preparadas adecuadamente para servir como relleno de almohada; de otra manera, compra plumas preparadas y desinfectadas comercialmente. Compra tela de cutí para asegurar que las plumas no se escapen una vez que las hayas colocado dentro de la almohada. La tela de cutí está tejida ajustadamente, y por lo general tiene un estampado de raya diplomática blanca y azul.

Nivel de dificultad:
Fácil

Otras personas están leyendo

Necesitarás

  • 2 yardas (1,8 m) de tela de cutí
  • Alfileres
  • Cinta métrica
  • Tijera
  • Hilo
  • Máquina de coser
  • 2 a 4 libras (900 g a 1,8 kg) de plumas
  • Aguja
  • Descosedor
  • Botella de vino blanco

Lista completaMinimizar

Instrucciones

  1. 1

    Determina el tamaño de tu almohada. La mayoría de las almohadas son de 18 por 30 pulgadas (45,5 por 76 cm) cuando están terminadas. Deja un espacio de 5/8 de pulgadas (1,5 cm) en la costura de todos los lados.

  2. 2

    Dobla la tela de cutí a la mitad con los lados al derecho juntos, coloca un seguro y marca tu rectángulo y el espacio de la costura en el cutí.

  3. 3

    Recorta el patrón, siguiendo tus marcas.

  4. 4

    Cose con una puntada básica de tu máquina de coser, y comienza a un par de pulgadas (2,5 cm) de la esquina en un lado corto, hacia el lado largo, hacia el segundo lado corto, y hacia el segundo lado largo, alrededor de la esquina final y termina a un par de pulgadas de la esquina. Deja una apertura de 14 pulgadas (35,5 cm) en el lado corto por el cual introducirás las plumas.

  5. 5

    Retira los alfileres a medida que coses.

  6. 6

    Recorta las esquinas con las tijeras para cortar el espacio adicional de costura en la diagonal, cerca de la puntada.

  7. 7

    Voltea el cutí. Introduce los dedos suavemente en las esquinas desde adentro de la tela para obtener la forma de la almohada.

  8. 8

    Usa una aguja e hilo para hilvanar las entradas del bolso que contienen las plumas y la tela de cutí de la almohada. Debes hacer que formen un tubo.

  9. 9

    Sacude las plumas de tu bolsa de almacenamiento hacia la tela de cutí.

  10. 10

    Usa un descosedor para retirar las puntadas de las hilvanadas, con cuidado de no sacar las plumas dentro de la tela.

  11. 11

    Dobla los bordes de tu apertura 5/8 de pulgada (1,5 cm) y asegura a mano con aguja e hilo y una puntada de sobrehilado.

Consejos y advertencias

  • Tus almohadas pueden ser del tamaño que quieras, y también puedes rellenarlas con otros materiales. Una almohada más llena es más firme y alta que una con pocas plumas.
  • Humedecer las plumas que se salen con una botella de vino blanco y agua las hace más fáciles de atrapar con una escoba.

No dejes de ver

Filtrar por:
  • Mostrar todos
  • Artículos
  • Galerías de fotos
  • Videos
Ordenar:
  • Más relevante
  • Más popular
  • Más reciente

No se encuentran artículos disponibles

No se encuentran slideshows disponibles

No se encuentran videos disponibles